Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trasplante de células madre puede curar la anemia falciforme

La anemia de células falciformes (glóbulos rojos en forma de haz en vez de disco), una enfermedad hereditaria que afecta a 100.000 niños al año, especialmente de origen africano, caribeño y asiático, puede tener curación mediante trasplante de células madre, según investigadores franceses. De 70 niños trasplantados hace tres años, el 85% ya no presenta síntomas de la enfermedad. El problema será cómo practicar el trasplante en las zonas donde la enfermedad es común, dado lo complejo del procedimiento.

La anemia, de origen genético (el 25% de la población de África del Oeste es portador), deforma los glóbulos rojos en forma de haz y les impide aportar normalmente oxígeno. La sangre se espesa y en ocasiones la falta de oxígeno deriva en ataques cardiacos.

La técnica médica consistiría en destruir farmacológicamente la médula afectada del paciente y reemplazarla con células madre procedentes de un familiar que no padezca la enfermedad. Esas células producirían sangre normal.

Investigadores estadounidenses habían ya realizado pequeños trasplantes de médula en ratones, con un 40% de éxito. Otros médicos recomiendan aportes de zinc para evitar la desnutrición crónica que afecta a estos pacientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de enero de 2003