CATÁSTROFE ECOLÓGICA

Temor en Asturias a la llegada de nuevos vertidos por un cambio en el viento

La gran mancha de fuel procedente del Prestige siguió desplazándose ayer en dirección a Francia y situándose a más de 120 kilómetros al norte del litoral asturiano, merced al predominio de fuertes vientos de tendencia suroeste, que alcanzaron velocidades superiores a los 90 kilómetros por hora. Pero la previsión es que el viento role esta tarde al norte, lo que impulsará el acercamiento del vertido a la costa del Principado de Asturias.

La esperanza es que se cumplan los pronósticos y que este viraje sea sólo momentáneo. Según la previsión meteorológica, a partir de mañana, y durante al menos tres días consecutivos, volverán a dominar los vientos de suroeste, alejando de nuevo el vertido mar adentro, en dirección a Francia y al norte del golfo de Vizcaya, que es hacia donde sigue apuntando la mayor amenaza. La tercera marea negra describiría así una trayectoria en zigzag para recobrar mañana el rumbo que viene sosteniendo desde que superó Finisterre.

Más información

No se descarta, no obstante, que fragmentos de este gran frente contaminante puedan derivar hacia la costa asturiana, donde han seguido llegando en los últimos días algunos restos en forma de grumos. Ayer 23 playas y 28 pedreros y zonas de rocas permanecían parcialmente dañadas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción