Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CONTRAOFENSIVA DEL PP

Caldera reclama que se envíen al Congreso los informes técnicos

Falta información. Ésta es la queja que ayer esgrimió la dirección del PSOE tras reunir a su comité de crisis sobre el Prestige, presidido por el secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero. Durante casi tres horas los dirigentes socialistas pusieron en común la información de la que disponen y analizaron la situación desde la perspectiva técnica, socioeconómica y política.

Zapatero instó a sus compañeros a que "intensifiquen el seguimiento" de la labor de las administraciones y preparen nuevas iniciativas. Los parlamentarios Diego López Garrido, José Segura y Carmen Marón se encargarán de coordinar las iniciativas; en tanto que Juan Fernando López Aguilar y Álvaro Cuesta llevan desde la ejecutiva federal el gabinete de crisis, del que forman parte, entre otros, Cristina Narbona y Victor Morlán, especialistas en Medio Ambiente, y Alfredo Pérez Rubalcaba.

En esta reunión se mostró gran preocupación por "el desconcierto" que el PSOE observa en el Gobierno. Los socialistas echan en falta el envío al Parlamento de "algún documento, algún informe técnico de la situación, tanto del buque como de las manchas", indicó Jesús Caldera.

Por eso, la primera iniciativa será solicitar la comparecencia inmediata ante el Parlamento de Emilio Lora-Tamayo, presidente del comité científico. "Mariano Rajoy dice que la situación ha mejorado porque la mancha se aleja; el ministro de Defensa, Federico Trillo, vio las playas esplendorosas; el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, señala que hay muy pocas playas manchadas pero su ministerio anuncia luego que son 590 las afectadas", narró Caldera, para ilustrar la confusión de que hace gala el Gobierno.

"Minimizar la catástrofe"

Los socialistas quieren que se remitan al Congreso los informes del batiscafo Nautile y que se informe de los medios que se han puesto para hacer frente a la marea negra y, singurlarmente, cuántos barcos succionadores están trabajando actualmente. "Nos tememos que el Gobierno vuelve a minimizar los efectos de la catástrofe", señaló Caldera.

La magnitud de esta crisis obliga a que su solución tenga carácter internacional, por lo que el PSOE preguntará al Gobierno "qué se está haciendo a nivel internacional en todos los aspectos técnicos".

Los socialistas no ocultan que siguen muy de cerca los estudios e informaciones que aporta el Instituto Hidrográfico de Portugal al considerarlos de la máxima solvencia. A juicio de los socialistas, poco tiene que ver lo que señalan sus informes con lo que dice el Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de diciembre de 2002