Siro compra la planta de Fontaneda en Aguilar y mantiene los puestos de trabajo

El grupo galletero Siro ha llegado a un principio de acuerdo con la multinacional británica United Biscuits para la adquisición de las instalaciones de la fábrica de Fontaneda en Aguilar de Campoo (Palencia). El acuerdo, que se cerrará en los próximos días, contempla la cesión por parte de United Biscuits de la planta. Por su parte, Siro se compromete al mantenimiento del empleo de los 212 trabajadores de la factoría, así como a llevar a cabo inversiones por 25 millones de euros para asegurar los puestos de trabajo.

La factoría de Aguilar de Campoo se dedicará igualmente a la producción de galletas. De las inversiones previstas, el 50% corresponderán a subvenciones públicas al tratarse de una zona desfavorecida y deprimida. El presidente del grupo Siro, Juan Manuel González Serna, y el director general de United Biscuits en España, Joan Casaponsa, señalaron que se trata de un compromiso prácticamente cerrado, aunque es preciso conocer la posición del comité de empresa.

El preacuerdo entre el grupo Siro y United Biscuits pone fin a un periodo de más de seis meses de conflictos tras la decisión del grupo británico, anunciada el pasado 3 de abril, de cerrar la fábrica de Fontaneda y de trasladar a sus trabajadores a otras plantas del grupo en España.

Para buscar una salida, United Biscuits entabló negociaciones el pasado verano con la empresa galletera Gullón para vender sus instalaciones. Ante la falta de un acuerdo, el pasado mes de octubre, United Biscuits decidió el cierre de la planta y buscar una salida a los trabajadores por el traslado a otros centros, con indemnizaciones o jubilaciones anticipadas con la radical oposición de los trabajadores. Gullón ha señalado su sorpresa por este preacuerdo sin que se hubiera roto formalmente el suscrito con United Buscuits.

El grupo Siro había mostrado en un primer momento su interés por la compra de la fábrica de Fontaneda, aunque se había retirado de las negociaciones para dejar la vía libre a Gullón como empresa de la misma localidad

La falta de acuerdo entre United Biscuits y Gullón hizo que el grupo Siro retomase hace unas semanas las negociaciones hasta lograr un principio de acuerdo que garantiza el mantenimiento de la planta y los puestos de trabajo en una zona deprimida. La marca se queda en manos del grupo británico.

A pesar del acuerdo, United Biscuits mantiene la oferta de traslado a otra planta del grupo a los trabajadores que lo soliciten.

Siro es un grupo con sede en Venta de Baños (Palencia), que tiene 900 trabajadores y una facturación prevista para este año de 148 millones de euros. En los últimos años ha desarrollado un fuerte proceso de expansión, consolidación y diversificación del negocio en los segmentos de galletas y snacks.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS