Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía ofrece medio millón de dólares por la captura del francotirador

La Administración estadounidense cede helicópteros para la búsqueda del asesino

La recompensa por una pista que permita la captura del francotirador asesino de Washington sube cada día que pasa; la policía ofrece ya 500.000 dólares. La operación de búsqueda, la movilización de efectivos y el seguimiento de las pesquisas tiene una factura diaria de un millón de dólares (un millón de euros), según estimaciones de la policía de la capital.

Según la cadena NBC, el Servicio de Aduanas ha empezado a colaborar en la investigación con un helicóptero Black Hawk y dos A-Star equipados con tecnología para la localización de personas en zonas frondosas. El asesino en serie no actuó durante el fin de semana. El autor de ocho asesinatos en 10 intentos tampoco disparó contra ninguna víctima el fin de semana anterior, lo que permite plantear aún más hipótesis. Quizá el autor no esté usando un vehículo propio sino de la empresa en la que trabaje, o quizá no actúe en sábados y domingos por miedo a que la falta de tráfico facilite una persecución.

Al margen de la fotografía de la camioneta distribuida por la policía, parece evidente que los investigadores tienen más pistas de las que hacen públicas. Varios agentes irrumpieron en la habitación de un motel cerca del lugar del último disparo. El individuo que ocupaba la habitación ha contado que los policías le compararon con la fotografía de una persona tomada por una cámara de vídeo de seguridad.

Un portavoz de la investigación ha declinado comentar la posibilidad de que tengan en su poder la foto del supuesto autor. También han pedido a los medios, desplegados de manera frenética, que no sigan a los coches de policía que acuden a lugares sospechosos siguiendo pistas.

La recompensa ya asciende a medio millón de dólares, la mitad de lo que cuesta a diario el despliegue de búsqueda. La factura subirá aún más porque los investigadores han pedido prestados varios helicópteros al Servicio de Aduanas. El FBI también puede estar a punto de distribuir una segunda fotografía con la imagen de la furgoneta que algunos testigos creen haber visto huir del lugar en el que ocurrieron algunos de los ataques. Se trata, en este caso, de un vehículo de menor tamaño con ventanas sólo en la parte delantera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002