Crítica:BEBERCrítica
i

Blanco húngaro

Desde la Hungría profunda, y de la mano de Vega Sicilia, propietaria de la bodega Oremus, nos llega este excelente blanco seco elaborado con furmint, uva dominante en la zona de Tokaj, la de los maravillosos vinos licorosos y botritizados. La singularidad y atractivo de Mandolas 2000 estriba no sólo en su carácter seco, algo poco habitual en una región que alcanzó la fama mundial gracias a sus fabulosos dulces, sino a que esta original sequedad, suave y untuosa, encierra, como un paraíso perdido, cierta dulcedumbre agazapada entre la fronda de sus aromas frutales. Es, por tanto, evidente que nos encontramos ante una vendimia muy madura, lo que se manifiesta con nitidez en los recuerdos de compota, sobre los que el roble nuevo ha dibujado sutiles figuras especiadas con el trazo algo grueso de la vainilla. Una nariz que también encierra notas herbáceas y donde el tiempo va gestando un buqué de compleja elegancia. Algo subido de alcohol, aunque sin perder el necesario equilibrio, regala una boca casi grasa, con buena estructura, acidez contenida y una persistencia notable. Quizá peque de cierta servidumbre a un estilo demasiado clásico, pero resulta mucho más interesante que las innumerables tipologías planas de hoy.

MANDOLAS 00

Oremus. Tolcsva (Hungría). Distribución en España: Vega Sicilia. Teléfono: 983 68 01 47. Precio: 5,50 euros. Tipo: blanco crianza, 14,5%. Cepas: furmint. Consumo preferente: medio plazo. Temperatura de servicio: 9º C. Puntuación: 8,3/10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50