Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

Sharon insiste en la detención de los 19 militantes palestinos

El Gobierno del primer ministro israelí, Ariel Sharon, se reserva el derecho a detener a los que ahora mantiene como rehenes y que considera implicados en atentados terroristas, entre ellos el coronel Tawfik Tirawi, jefe de los servicios secretos palestinos en Cisjordania, y un número de activistas que oscilan entre 19 y 41.

Las tropas israelíes, aunque se han retirado de la Mokata y del centro de Ramala, permanecen en estado de alerta, continuamente vigilantes alrededor del cuartel general de Arafat, especialmente en las entradas y salidas de la capital de la Cisjordania palestina, dispuestos a detener a estos asediados en cuanto intenten abandonar la zona, recalcó un portavoz del Gobierno israelí.

Estas declaraciones ilustran por sí mismas el estado de ánimo del Ejercito y del Gobierno israelí, que en los últimos días habían hecho caso omiso a Estados Unidos y a la comunidad internacional, que pedía el levantamiento del asedio de la Mokata, alegando que no acatarían la demanda hasta que el presidente Arafat no entregara al grupo de activistas, que se encontraban encerrados en su cuartel general.

Ariel Sharon, en un intento de hacer prevalecer la decisión de mantener el asedio a Arafat, envió la semana pasada a Washington a su director de gabinete, Dov Weisglass, que se entrevistó con la consejera presidencial para la Seguridad Nacional de Estados Unidos, Condoleeza Rice. De manera lacónica pero expedita, Rice le repitió las exigencias estadounidenses del levantamiento del sitio. Según numerosos analistas israelíes, esta presión de Estados Unidos está vinculada a las necesidades e imperativos de la Casa Blanca con respecto al dossier iraquí.

Acuerdo de retirada

Las últimas presiones de Estados Unidos, concretadas con una llamada personal del presidente de Estados Unidos, George W. Bush a Sharon el sábado a ultima hora de la noche, obligaron ayer a que el Gobierno israelí se replanteara en su sesión dominical la operación contra Arafat. Previamente Sharon se había reunido a solas con el ministro de Defensa, Benjamín Ben Eliezer, con el ministro de Asuntos Exteriores Simón Peres y con el jefe del Alto Estado Mayor, el general Moshé Yaalon, con quienes en realidad tomó el acuerdo de retirar los tanques.

Yossi Sarid, el jefe de la oposición israelí, secretario general del partido laico y pacifista Meretz, comentó ayer al conocer el fin del asedio al presidente Arafat, que ' no es más que la reparación de un error inicial'. Pero Sarid como otros muchos politicos israelíes diagnosticó que el presidente palestino había salido reforzado de la crisis. 'Arafat ha salido reforzado por que el Gobierno de derechas de Sharon, que tiene dos manos izquierdas, lo ha colocado otra vez en el centro del escenario político'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de septiembre de 2002