Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat ocultó una subvención de 4,5 millones de euros a la Fundación del 'Avui'

La ayuda supone el 60% de todas las concedidas por la Consejería de Presidencia en 2001

El Departamento de Presidencia, dirigido por Artur Mas, otorgó en diciembre del año pasado una subvención de 4,53 millones de euros (755 millones de pesetas) a la Fundació Bernat Desclot, accionista mayoritario del diario<<i> Avui. El Gobierno catalán no publicó inicialmente la subvención en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), como es preceptivo, y esperó hasta el pasado 22 de julio para dar cuenta de ello mediante una fe de errores. La subvención supone el 60% de todas las ayudas concedidas por Presidencia en 2001.

El DOGC del 19 de febrero de 2002 detalló todas las subvenciones concedidas por Presidencia entre el 1 de julio y el 30 de noviembre de 2001. Y el DOGC del pasado 12 de junio publicitó las ayudas entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2002. En medio quedó colgado el mes de diciembre de 2001, a pesar de que el Gobierno catalán tiene la obligación de publicar todas las subvenciones que concede. La subvención a la Fundación Bernat Desclot supone más del doble de la cantidad que destinó Cultura a la ayuda a la edición de periódicos en catalán durante todo el año.

Advertido por este periódico, un portavoz de Presidencia admitió la anomalía y dijo que se trataba simplemente de un 'error' que se enmendaría. La rectificación llegó el pasado 22 de julio: a través de una fe de errores, el DOGC publicó conjuntamente las subvenciones de Presidencia entre el 1 de diciembre de 2001 y el 30 de abril de 2002.

Según los datos aportados por el DOGC, Presidencia repartió en el mes olvidado subvenciones por valor de 4,64 millones de euros (772 millones de pesetas), mientras que en los 11 meses anteriores las subvenciones totales del departamento fueron de 2,4 millones de euros (400 millones de pesetas). El beneficiario casi único de las ayudas de diciembre fue la Fundació Bernat Desclot, que recibió 4,53 millones de euros, lo que supone el 60,73% de todas las ayudas de Presidencia en 2001.

'Sin mala intención'

El artífice de la concesión fue el secretario general de Comunicación del Gobierno de CiU, David Madí, quien en conversación con este periódico reiteró que el olvido se trataba de 'un error sin ninguna mala intención'. Madí justificó la subvención, que es discrecional, por el apoyo que el Gobierno catalán presta al fomento de la prensa en catalán. La ayuda no está vinculada a ningún proyecto concreto, sino que se justifica de manera genérica: se trata de una ayuda 'para contribuir a la financiación para actividades destinadas a propiciar el conocimiento y la normalización de la lengua y cultura catalanas y, con especial relevancia, las destinadas a fomentar, potenciar y mantener las publicaciones de prensa en catalán'.

La subvención concedida a la Fundació Bernat Desclot es muy superior a otras partidas destinadas por el Gobierno de CiU al fomento del catalán en 2001. El Departamento de Cultura destinó en todo el año 2001 un total de dos millones de euros para ayudar a la edición de prensa en catalán, de los que al menos 0,4 millones correspondieron al diario Avui. La ayuda para los semanarios fue de 0,34 millones de euros y el total que Cultura destinó a la prensa escrita, entre edición y proyectos, fue de 3,82 millones, que se repartieron entre 260 publicaciones periódicas.

En 2001, Cultura destinó al fomento del libro en catalán 2,19 millones de euros y ha aportado 2,35 millones al recientemente creado Institut Ramon Llull, dirigido por el ex consejero Joan Maria Pujals. La subvención a la Bernat Desclot también supera largamente la aportación de la Generalitat en 2001 al doblaje de películas (1,17 millones de euros), a la producción discográfica y canción (0,34 millones) e incluso al Institut d'Estudis Catalans (3,7 millones, aportados por los departamentos de Cultura y Universidades).

La Fundació Bernat Desclot es el accionista mayoritario del diario Avui. Su presidente era hasta el año pasado también presidente de Prensa Catalana, SA, empresa editora del periódico, y ambas entidades compartían la misma sede en la calle de Consell de Cent, de Barcelona. En el registro oficial de fundaciones de le Generalitat todavía consta esta dirección, si bien la Bernat Desclot trasladó a finales del año pasado su sede legal a un despacho de abogados de la avenida Diagonal.

La subvención a la Bernat Desclot no significa necesariamente que haya habido una inyección de dinero público al Avui, que mantiene fuertes deudas con Hacienda y Seguridad Social. Una portavoz oficial del periódico admitió que el diario ha presentado proyectos a dicha fundación, pero eludió concretarlos por 'respeto' al consejo de administración del periódico, controlado precisamente por la Fundació Bernat Desclot.

El secretario general de Comunicación, David Madí, asegura también que el Gobierno catalán subvencionó a la Fundació Bernat Desclot para que apoye a la prensa en catalán y no únicamente al Avui. Esto mismo subraya el actual presidente de la fundación, Ricard Huguet, quien hace unos años fue el hombre fuerte del periódico. 'Se trata de una ayuda perfectamente legal para fomentar el catalán', asegura Huguet, un empresario de la máxima confianza de Jordi Pujol.

Huguet explica que en lo que va de año la fundación ha apoyado económicamente cinco proyectos presentados por otras tantas empresas periodísticas, si bien evitó dar los nombres en consideración a estas empresas. Al no disponer la fundación de ningún teléfono público, estos proyectos llegan a la entidad a través de 'contactos personales', como aseguró el secretario de la entidad, Jordi Buxeda, y a partir de recomendaciones del Departamento de Presidencia de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de septiembre de 2002