Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Uruguay suma apoyos para salvar la banca

El Gobierno uruguayo del Partido Colorado ha negociado y obtenido el apoyo del Partido Nacional (centro-derecha) para aprobar en el Parlamento, en apenas 48 horas, la denominada Ley de Fortalecimiento del Sistema Financiero, que prevé restricciones sobre los depósitos bancarios (en principio, sólo sobre los depósitos a plazo de la banca pública, que serían devueltos en tres años) y de cuya aprobación depende la llegada de ayudas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La negociación con el Partido Nacional corrió a cargo del ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, que trata de evitar que mañana, lunes, día en que está prevista la reapertura de los bancos, cerrados desde el 30 de julio, se desate el pánico entre los ahorradores y se produzca una nueva salida masiva de fondos. En el año, el sistema bancario uruguayo ha perdido el 45% de los depósitos y el 78% de las reservas.

Ayer, en un día más calmado que el pasado viernes, cuando se registraron saqueos en la capital, se conoció que el capital administrado por los fondos de inversión en Uruguay se redujo un 36,37% en julio y quedó situado en 24,4 millones de dólares.

A principios de año, los fondos de inversión en Uruguay totalizaban 234,8 millones de dólares. La bajada se explica por la desconfianza generalizada de los agentes económicos; la falta de liquidez, que no permite invertir en fondos, y la fuerte caída del valor de los títulos públicos, según señaló el diario El Observador. La administradora de fondos Probursa cerró dos de sus productos, los fondos Comercial y Valores Públicos, lo que hizo que el total manejado quedara reducido a una duodécima parte del de junio. La rentabilidad de sus fondos bajó un 13,94%. El capital de Comercial Fondos, por su parte, registró una disminución del 48,94%, y el de Fondos Santander, un 43,2%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de agosto de 2002