Bagdad rechaza la vuelta de los inspectores de armas de la ONU

Irak rechazó ayer una vez más el regreso de los inspectores de armamento de la ONU encargados de verificar si Bagdad dispone de armas de destrucción masiva. Las conversaciones entre el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, y el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Naji Sabri, concluyeron en Viena sin resultados. Según Sabri, Irak 'nunca aceptará una solución que no sea completa', es decir, que no responda a exigencias iraquíes, las cuales van más allá de la solicitud de un levantamiento de las sanciones impuestas en 1991 tras la guerra del Golfo.

Por su parte, Annan indicó que Irak pretende que el Consejo de Seguridad resuelva temas que no son de su competencia, como lo referente a las zonas de exclusión aérea en el sur y norte del Irak o a las intenciones de EE UU de derrocar al régimen de Sadam Husein.

Más información
EE UU mantiene la presión para derrocar a Sadam Husein
La ONU acoge con recelo la invitación de Sadam al jefe de inspectores de desarme

'Hubiera querido avanzar más, pero no fue posible en esta reunión', lamentó Annan. 'No puedo forzarlos a tomar una decisión', añadió. Refiriéndose a la noticia de The New York Times sobre los planes militares de EE UU contra Irak, el secretario general de la ONU dijo: 'No estoy seguro de si EE UU ha tomado la decisión de atacar o no. No estoy aquí para detener un ataque'.

Irak no dio señales de ceder. En tono contundente, Sabri declaró que Bagdad 'no aceptará que el Consejo de Seguridad se evada de sus responsabilidades'. Según él, los iraquíes son 'las víctimas' de las violaciones del derecho internacional y, por tanto, 'son ellos los que tienen que brindarnos garantías'. Sabri insistió en que es inaceptable 'que a Irak no se le permita importar una sola pistola, mientras que Israel dispone de armas de destrucción masiva'.

Ni Sabri ni Annan mencionaron ninguna fecha para una próxima reunión. El ministro de Exteriores iraquí permanecerá en Austria invitado por el político ultraderechista Jörg Haider.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS