La Autónoma, contra las primas por dar clases en catalán

La universidad juzga innecesario que la ley incluya el incentivo

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha dirigido una carta al Departamento de Universidades en la que se pronuncia en contra de que la ley catalana de universidades considere que el dar clases en catalán es un mérito docente a efectos retributivos. 'La UAB siempre ha defendido la normalización lingüística; somos pioneros en ello, pero consideramos innecesario que una ley entre tan en detalle en esta cuestión', señalaron fuentes del citado centro.

En el texto legal, que se halla en fase de anteproyecto y será aprobado la próxima semana por el Consell Executiu de la Generalitat, se afirma que 'la docencia en catalán será considerada un mérito docente a efectos de las retribuciones e incentivos establecidos por la ley'. Este añadido se incluyó en la ley a petición de las universidades catalanas, que querían potenciar en uso del catalán de forma reglamentada. Inicialmente el anteproyecto sólo hacía una referencia a la ley de Política Lingüística de 1998.

Hubo diversas reuniones entre la Dirección General de Política Lingüística y los rectores de las universidades. Desde el Gobierno se advirtió de la dificultad de introducir normativa en este sentido. Finalmente se optó por esta solución, de la que ahora las universidades dudan.

El anteproyecto fue presentado por el departamento que dirige Andreu Mas-Colell el pasado mes junio y el texto fue sometido a consideración del consejo de gobierno de la UAB, que se mostró partidario de la rectificación. 'Y eso es lo que le hemos planteado al departamento, nada más', subrayó el rector de la Autónoma, Lluís Ferrer.

La UAB, normalizadora

'Nosotros hemos estado en la vanguardia de la normalización lingüística, pero no podemos dar por buena esta propuesta, que he consultado incluso con el departamento de Filología Catalana de la UAB. No nos parece lógico un incentivo de estas características, por eso he remitido la carta al consejero', dijo el rector de la UAB a preguntas de este diario. 'No tenía sentido esa medida, a la que por ejemplo no tenían derecho los profesores de castellano o los de otras lenguas', agregó Ferrer a modo de ejemplo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La posición de la Autónoma es compartida por amplios sectores de la comunidad universitaria y es probable que próximamente las restantes universidades públicas catalanas se manifiesten en el mismo sentido. 'Más allá de cualquier debate sobre la normalización lingüística, no parece acertado optar por la vía de los incentivos', sugirieron fuentes de la Universidad de Barcelona. El mismo diagnóstico es compartido por lo menos por una parte del equipo de gobierno de la Pompeu Fabra.

Al margen de la cuestión del incentivo, el anteproyecto de la ley universitaria fue criticado en un primer momento por el rector de la Universidad de Barcelona, Joan Tugores, por considerar que interfería en la autonomía universitaria, ya que se debía crear la Agencia Catalana de la Evalución, con posibilidad de vetar a los profesores contratados por cada universidad. Este aspecto ya ha quedado subsanado en la nueva versión del anteproyecto. El consejero Andreu Mas-Colell ha querido que el diálogo presidiese la negociación entre universidades y Administración.

Ahora el asunto del catalán con incentivos será una segunda prueba.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS