Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE pide que los seguros de coches cubran un millón de euros para daños personales

La directiva establece que se pueda asegurar un vehículo en un país diferente al de compra

La cobertura mínima de un seguro de vehículo a motor deberá ser de 500.000 euros para daños materiales y un millón para daños personales, lo que supone más que duplicar las cifras actuales. En España, fuentes del sector consideraron la posibilidad de que esta medida eleve la cuantía de las primas. La directiva de la Comisión Europea también reforzará el mercado único de las aseguradoras de modo que a los ciudadanos les resulte sencillo comprar un vehículo en el país de la UE que prefieran y asegurarlo en la compañía elegida de su país de origen.

Los montantes mínimos que debe cubrir la póliza obligatoria de seguros en la UE son actualmente de 350.000 euros para daños personales y 100.000 euros para daños materiales. Son cantidades fijadas en la directiva en 1984 que no habían sido actualizadas desde entonces. Los nuevos montantes serán revisados, según la subida de los precios, cada cinco años.

La Comisión Europea no cree que tal medida provoque una subida de los precios de las primas porque afecta, dice, a una parte mínima y hay países que ya elevaron el mínimo por encima de ese techo y donde, sin embargo, tampoco se registró un aumento de los precios. 'No es la intención de la Comisión provocar un alza de los precios', dicen los expertos de Bruselas.

Pocos cambios

La patronal del seguro en España, Unespa, declaró ayer en una nota que la puesta en marcha de esta norma 'no generaría cambios radicales en el seguro español del automóvil, puesto que en éste está generalizada la cobertura de responsabilidad civil a terceros de carácter ilimitado, lo cual quiere decir que existe cobertura para los daños provocados, cualquiera que sea su importe'. Sin embargo, fuentes del sector sí consideran que podría elevar las primas del seguro obligatorio, ya que 'la cobertura es mucho mayor'.

Los responsables de la UE afirmaron que 'lo que pretendemos es proteger más al consumidor y establecer una auténtica libre competencia a nivel europeo'. Su objetivo es que comprar un automóvil en un país distinto de la UE del que un ciudadano reside sea cada día más fácil cuando se aplique la propuesta de cambio legislativo de esta directiva, que también facilitará los trámites relativos a la contratación transfronteriza de pólizas.

Así, por ejemplo, un ciudadano de la UE podrá comprar un coche en cualquier país comunitario y contratar una póliza en su país de residencia desde el primer momento, de manera que el seguro le cubra incluso el trayecto hasta casa. En estos momentos, los compradores de vehículos deben suscribir una póliza provisional hasta la matriculación del coche que suele resultar proporcionalmente mucho más cara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 2002