Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico vigilará 80.000 vehículos en 15 días para censar los coches sin seguro

Las aseguradoras cifran en 1,5 millones los automóviles sin póliza

La Dirección General de Tráfico (DGT) inspeccionará de forma aleatoria entre hoy y el 19 de julio 80.000 de los 24 millones de vehículos registrados en España para elaborar un estudio estadístico de los automóviles que circulan sin el seguro obligatorio. La operación será llevada a cabo por la Guardia Civil y por los Mossos d'Esquadra (en Cataluña), que ni siquiera tendrán que dar el alto a cifra tan elevada de vehículos. Simplemente se pondrán detrás, anotarán la matrícula y la transmitirán por radio a la DGT. Si el vehículo no figura como asegurado, se le detendrá y comenzarán los problemas para el conductor, que en el peor de los casos se quedará sin coche y recibirá una multa de medio millón de pesetas. Tráfico pretende comprobar si son ciertos los cálculos de las compañías aseguradoras de que en España circulan sin seguro obligatorio 1,5 millones de vehículos.

El seguro obligatorio es el mínimo que deben llevar en España todos los automóviles para proteger a las víctimas de accidentes de tráfico y asegurarles asistencia sanitaria e indemnizaciones. La ley 30/1995 de Ordenación y Supervisión de Seguros Privados es taxativa: 'Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España vendrá obligado a suscribir un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites de aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil del conductor de dicho vehículo'.

Los vehículos que ninguna aseguradora quiere acoger son remitidos al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), un organismo estatal donde hay 35.000 vehículos asegurados. Pero hay conductores que desisten y se tiran a la calle sin el obligatorio, por lo que en caso de accidente el CCS también se hace cargo subsidiariamente de los daños e indemnizaciones que correspondería pagar al infractor.

Fichero informatizado

El control del estado de salud del seguro de los 80.000 vehículos a revisar será posible gracias al Fichero Informatizado de Vehículos Asegurados (FIVA). Este archivo, elaborado por el CCS, contiene los datos de todas las compañías aseguradoras sobre los vehículos bajo su protección. Basta teclear una matrícula en el ordenador para conocer quién conduce el coche, dónde vive y qué seguro tiene.

El registro de vehículos de la DGT ya incluye los datos del citado fichero. Por ello, cuando los agentes conozcan por radio que el coche que están siguiendo carece de seguro o figura como tal en el fichero, será detenido. Los agentes reclamarán la documentación y el recibo del seguro. Si el conductor no porta este último documento, se le impondrá una multa de 10.000 pesetas y se le darán cinco días para presentarlo en las oficinas de Tráfico.

Si pasado ese tiempo no se presenta, se irá a por él, se le inmovilizará el coche y se le impondrá una multa de entre 100.000 y medio millón de pesetas, dependiendo de que el vehículo circulase o no, su categoría, el servicio que presta o la gravedad del perjuicio causado.

La mitad del dinero de la multa pasará directamente al CCS, que entre 1991 y 1998 ha tenido que desembolsar casi 57.000 millones para resarcir los perjuicios causados por coches sin seguro, desconocidos o robados. Esta cifra puede verse aumentada en los próximos años, cuando las aseguradoras tengan a pleno rendimiento el Fichero Histórico de Automóviles (Sinco), una base de datos que dentro de un año incluirá el historial de siniestros de los últimos cinco años del 85% de los conductores asegurados. La Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) reconoce que el objetivo del Sinco es poner 'muchas dificultades para encontrar compañía a ese 5% de conductores que acapara la mayor parte de los partes de siniestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de julio de 2001