Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren cuatro inmigrantes kurdos tras ser arrojados al mar en Italia

Cuatro inmigrantes clandestinos kurdos murieron ayer ahogados tras ser arrojados al mar por los traficantes que les transportaron desde Albania hasta las costas de la región italiana de Apulia, en el suroeste del país. Fuentes de la Marina Militar informaron de que los cuatro fallecidos formaban parte de un grupo de 42 que fueron lanzados al Adriático a media milla de la playa de la localidad de Castro Marina, en la provincia de Lecce.

Los inmigrantes que perecieron ahogados no sabían nadar y así se lo hicieron saber a los traficantes, que pese a ello les arrojaron fuera del barco, según los testimonios recogidos por la Guardia Costera. Mejor suerte corrieron otros dos viajeros, que pudieron alcanzar la playa pese a las heridas de arma blanca que sufrieron por hacer frente a los tripulantes. La alarma la dieron los 39 kurdos que consiguieron a primera hora de la mañana llegar a la costa a nado, antes de ser trasladados al centro de acogida de Otranto. Equipos de socorro de la Marina y de la Guardia Costera rastrearon durante todo el día la zona en busca de los desaparecidos, cuyos cuerpos fueron hallados a última hora de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 2002