Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta masiva en Aragón contra los conciertos en la enseñanza infantil

Miles de personas protestaron ayer en Aragón para pedir la dimisión de la consejera de Educación, Eva Almunia, y la retirada de los convenios con la privada en el tramo de la enseñanza infantil. En Zaragoza se manifestaron frente a la sede del Gobierno regional; también hubo concentraciones en Huesca, Teruel y las principales ciudades de la comunidad. Los manifestantes recordaron que era la primera huelga en la que, sin pedir ninguna reivindicación salarial, el seguimiento fue 'masivo'.

Según los sindicatos convocantes de la huelga, la jornada fue un éxito total. Con más del 75% de seguimiento entre el profesorado -de los 12.000 docentes que hay en el sector- y un 96% del alumnado -que se manifestaron también por la mañana en Zaragoza-, los 480 centros públicos de enseñanza de Aragón secundaron una protesta, la primera contra una medida del gobierno PSOE-PAR, la de subvencionar de forma generalizada la enseñanza infantil en la concertada. Las cifras fueron rebajadas hasta un 50% por la Consejería de Educación. Seguimiento masivo en el medio rural.

La indignación ante esta iniciativa del Gobierno aragonés llevó ayer a Izquierda Unida a anunciar ayer al término de la concentración que abandona el Ejecutivo regional. Su decisión no tendrá vuelta atrás porque la condición para seguir es que se retiren los convenios y que el número dos del gobierno, José Ángel Biel, del PAR, no siga diciendo que su apoyo no es necesario porque la mayoría de la cámara autonómica no es de izquierdas.

El candidato de la formación a la presidencia de la Diputación General de Aragón, Adolfo Barrena, recordó ayer que el voto del diputado de Izquierda Unida era necesario para investir a Marcelino Iglesias como presidente y para aprobar los presupuestos de la comunidad. Seis meses después de la firma de un pacto de legislatura, con el que la formación entró en la dirección de la Administración autonómica, IU tomará la decisión de forma oficial el 8 de junio en su consejo político. IU tiene un director general en la Consejería de Educación, tres directores de área en Inmigración, el Instituto Aragonés del Agua y la Consejería de Obras Públicas.

En el telón de fondo del conflicto está la ruptura del consenso sobre la financiación de la etapa infantil de 3 a 6 años en los centros concertados.

El pasado 17 de abril el Gobierno PSOE-PAR aprobó un decreto por sorpresa en el que se generalizaban los acuerdos en el tramo de la enseñanza infantil con la privada, para lo que van a destinar 11,7 millones de euros. Sindicatos y padres de alumnos, agrupados en la Plataforma de Defensa de la Enseñanza Pública comenzaron las protestas contra la medida el 29 de abril con una manifestación que congregó a 10.000 personas en Zaragoza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002