Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polanco destaca el valor del español y las nuevas tecnologías en la entrega de los Premios Ortega

Ernesto Sábato exhorta a los periodistas a defender el compromiso ético en su profesión

Los Premios Ortega y Gasset de Periodismo 2002 galardonaron ayer, en su 19ª edición, la audacia, el rigor y la sensibilidad en la tarea de informar con rigor, independencia y profesionalidad. Así lo expresó el presidente del Grupo PRISA, Jesús de Polanco, quien destacó el valor del idioma español y las nuevas tecnologías en la sociedad mediática actual. En la entrega de los premios, el escritor argentino Ernesto Sábato exhortó a los periodistas a 'un compromiso ético que responda al desgarro de miles de hombres y mujeres' y les alentó a 'restaurar el sentido de las grandes palabras deterioradas por aquellos que intentan imponer un discurso único e irrevocable'. Al acto, en el Círculo de Bellas Artes, asistieron unas 300 personalidades de la cultura, la política y la comunicación.

El premio a la mejor labor informativa en el año 2001 fue concedido al diario norteamericano El Nuevo Herald (Miami), el segundo de mayor difusión en lengua castellana en Estados Unidos, por su contribución a que la comunidad hispanohablante norteamericana disponga de un medio de comunicación de calidad escrito en español, según la presidenta del jurado, la escritora Josefina Aldecoa.

El presidente del Grupo PRISA, Jesús de Polanco, afirmó en su discurso de presentación de los premios que el galardón concedido a El Nuevo Herald reconoce el ejemplo que este diario representa en cuanto al compromiso de ejercer el periodismo desde la independencia, el rigor y la profesionalidad. De Polanco añadió que El Nuevo Herald 'es una estimulante experiencia que demuestra lo que se puede hacer cuando se cuenta con voluntad emprendedora, capacidad creativa y un talante abierto'. El galardón fue recogido por el presidente ejecutivo del periódico, Alberto Ibargüen.

El premio al mejor reportaje lo recibió Ángeles Espinosa, periodista de EL PAÍS especializada en Asia, por sus crónicas políticas y reportajes humanos enviados desde Islamabad y Kabul, sobre la guerra en Afganistán y sus consecuencias en Pakistán.

Corresponsal de guerra

Jesús de Polanco resaltó que 'Ángeles, con su trabajo y su conocimiento del terreno, ha sabido trasladar a los lectores de EL PAÍS una información pegada a la realidad, hecha tanto sobre las grandes decisiones políticas y militares, como sobre la pequeña historia de las consecuencias en la vida de las gentes de aquella zona del mundo. Y ha dejado constancia de la serenidad y el control que la labor de un corresponsal de guerra requiere, a fin de no dejarse arrastrar por la carga emotiva o el dramatismo de los acontecimientos'.

El premio a la mejor fotografía fue concedido al reportero gráfico Andrés Carrasco Ragel por la fotografía publicada en el Diario de Cádiz el 6 de febrero de 2001 bajo el título Ahogados. La imagen muestra la dramática imagen de varios inmigrantes yacentes en la playa de Bolonia (Tarifa, Cádiz) tras estrellarse contra una roca la patera en la que navegaban hacia España en busca de una vida digna. Jesús de Polanco subrayó que 'los cuerpos jóvenes sin vida alineados en la arena de la playa son una llamada de atención para nosotros como ciudadanos españoles y ciudadanos europeos'.

El presidente del Grupo PRISA afirmó en su intervención que la vertiginosa irrupción de nuevas tecnologías va a modificar radicalmente no sólo los procesos productivos, la organización del ocio y el periodismo, sino las relaciones humanas en su conjunto. Y destacó que 'el reto para los profesionales de la información y para las empresas del sector estriba en su capacidad de adaptación a un entorno más abierto, más competitivo y más exigente. Las actitudes conformistas o el inmovilismo están condenados al fracaso'.

El presidente de PRISA defendió que, en los albores de la era de la información que se está viviendo, 'la inmediatez no puede servir de coartada para la superficialidad o la ignorancia. La sobreabundancia de la información no debe derivar en confusión o desconcierto. (...) Es nuestro compromiso contribuir a que el periodismo se ejerza desde la independencia, el rigor y la profesionalidad'.

Jesús de Polanco defendió que 'en la hora del cambio, los fundamentos de la profesión siguen siendo los mismos: audacia, rigor y sensibilidad, para llegar los primeros'.

Al acto de entrega de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo 2002, en el Círculo de Bellas Artes, asistieron unas 300 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 2002