Sharon presentará a Bush un 'plan de paz' que separa a israelíes y palestinos

El primer ministro presentará su propuesta al presidente Bush el próximo martes

Ariel Sharon ultima los detalles de un ambicioso plan de paz, el 'más serio' de la historia de Israel, según ha anunciado el propio primer ministro. Las líneas generales de esta propuesta las discutirá con George W. Bush, cuando ambos se reúnan el próximo martes en la Casa Blanca. Pero, a pesar de esta oferta de paz, el Ejército continuaba ayer con su ofensiva bélica en Cisjordania, donde resultaron muertos dos palestinos y un soldado israelí. 'Es un plan serio, posiblemente el más serio que Israel haya ofrecido hasta ahora para alcanzar la paz en Oriente Próximo entre nosotros y los palestinos', dijo Sharon.

Más información

Con este tono enigmático, el primer ministro israelí trataba de desacreditar a los sectores políticos que le acusan de actuar como un militar, sin tener en el horizonte un proyecto político. El plan de paz de Sharon es un secreto de Estado, del que, sin embargo, se han filtrado algunos detalles: se contempla la proclamación de un Estado palestino, sin capacidad militar y con un territorio mermado, sobre el que se crearán unas 'zonas de seguridad', de separación física entre palestinos e israelíes para impedir la infiltración de terroristas. El plan incluye acantonamiento permanente de tropas israelíes en Cisjordania, verjas de seguridad, vallas eléctricas, zanjas y puertas de acceso, como las que se encuentran entre Gaza e Israel.

Las líneas generales de este plan fueron ayer debatidas en una reunion extraordinaria del Gobierno, celebrada en Jerusalén. El plan volverá a ser expuesto el próximo martes a George W. Bush, cuando Sharon se reúna con él en la Casa Blanca, en su quinto encuentro. El primer ministro de Israel pedirá el visto bueno del presidente estadounidense, pero sobre todo ayuda económica para llevarlo a término.

Sin embargo, ayer por la noche, la cadena de televisión norteamericana CNN, cada vez más crítica con Sharon, llamaba a las cosas por su nombre y presentaba este 'plan de paz' como un proyecto del primer ministro israelí de poner en pie 'una zona de seguridad' que separe las dos comunidades, un viejo proyecto diseñado por el ex primer ministro laborista Ehud Barak y reactualizado por el nacionalista del Likud Ariel Sharon.

Desacreditar a Arafat

Los asesores y colaboradores de Sharon, encargados de hacerle el equipaje con el que viajará a EE UU, han colocado también en la maleta del primer ministro un laborioso y minucioso informe, de más de 100 páginas, confeccionado por los servicios secretos del Shin Beth y del Ejército, con el que tratan de desacreditar una vez más a Yasir Arafat y demostrar sus vinculaciones con el 'terrorismo palestino'. Para explicar este informe a la Administración norteamericana, viajarán con Sharon el jefe de la policía, el responsable de los servicios secretos del Ejército y los ministros de Educación e Interior.

Pero las ambiciones pacifistas, hasta ahora muy disimuladas, de Sharon no parecen contradecirse con su espíritu bélico y con su decisión de mantener la presión militar. Ayer los soldados de Israel volvieron a actuar en Cisjordania, especialmente en Nablús, donde efectuaron una operación para destruir 'una red terrorista'. En la operación resultaron muertos dos palestinos y un oficial del Ejército. Las tropas penetraron también en Bidya, al norte de Cisjordania, y en Dura, al sureste de Hebrón. Estas operaciones se han efectuado cuando se cumple una semana del anuncio oficial del fin de la ofensiva militar Muro Defensivo.

Un tanque israelí entra en la ciudad cisjordana de Nablús.
Un tanque israelí entra en la ciudad cisjordana de Nablús.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de mayo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50