Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía abre expediente a ACS por la compra de Dragados

García Ferrer sustituye a Foncillas al frente de la constructora

ACS, la cuarta constructora española, se enfrenta a una posible multa por la toma de control de su rival Dragados. Los servicios de la competencia del Ministerio de Economía han abierto un expediente sancionador a la compañía por realizar la operación sin informar primero a los reguladores. El traspaso de poder en Dragados se cerró ayer con la designación como presidente ejecutivo de Antonio García Ferrer, un ingeniero de la casa y hasta ahora director general de las áreas de servicios e industrial del grupo.

El nuevo consejo de administración de Dragados se reunió por la mañana para nombrar al sucesor de Santiago Foncillas al frente de la compañía cinco días después de que el SCH, accionista de referencia, vendiera por sorpresa el 23,5% del capital a ACS. Pero los 15 consejeros se toparon con la noticia de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) había suspendido la cotización de Dragados y ACS por el anuncio de una investigación en relación a la compra.

La Secretaría General de Política Económica y Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economía, ha abierto un expediente sancionador porque estima que ACS puede haber violado el artículo 15 de la Ley de Defensa de la Competencia, según un hecho relevante comunicado por la constructora a la CNMV. Este artículo obliga a notificar una operación de concentración previamente a que se produzca y que no se realice antes de que la Administración competente la autorice o la subordine a determinadas condiciones. La constructora que preside Florentino Pérez, también presidente del Real Madrid, dispone de un plazo de 20 días para notificar la operación. El secretario de Estado de Economía, Energía y Pyme, José Folgado, indicó en Valencia que el expediente se debe a la importancia de la compra, según informa Efe. 'Es prematuro hacer juicios de valor sobre el resultado final del expediente', dijo.

Subida en Bolsa

La investigación podría acabar en multa. Los inversores, sin embargo, premiaron a ACS y Dragados con subidas en Bolsa del 0,27% y el 1,35%, respectivamente, después de que la CNMV levantase la suspensión de cotización de ambas.

La toma de control de Dragados por parte de ACS no implica, de momento, una fusión de las compañías, según indicó la semana pasada la constructora.Los analistas, sin embargo, sostienen que se dan todas la condiciones para que la unión se produzca. La fusión de ACS y Dragados daría lugar a la mayor compañía del sector en Europa, con ventas anuales por 11.000 millones de euros, y supondría un ahorro de 70 millones de euros anuales. Estos cálculos no incluyen la facturación de la constructora holandesa HBG, la última gran compra del anterior equipo gestor de Dragados que, a juicio de analistas como los de Merrill Lynch, podría ser puesta a la venta.

El futuro de HBG será uno de los puntos en la agenda de García Ferrer, nombrado ayer por el consejo después de que Foncillas y dos tercios de los consejeros dimitieran el viernes pasado con motivo de la compra de ACS. El nuevo presidente de Dragados, ingeniero de caminos, canales y puertos, entró en la compañía en 1970.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de abril de 2002