Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA INTERNACIONAL

Duelos con pan

Argentina mantiene el liderazgo en renta 'per cápita' de Latinoamérica

Argentina, a pesar de la crisis que atraviesa, sigue manteniéndose en primer lugar entre los países de América Latina en renta per cápita. Y eso que ha bajado desde los 7.479 dólares en 2001 a los 6.713 o 6.357 dólares que prevé el Fondo Monetario Internacional, situándose a niveles similares a los de Uruguay (6.130 dólares) y por encima de Chile (4.820 dólares).

Josefina Hernández, de 25 años, abogada de uno de los principales bufetes de Argentina, ganaba hasta diciembre pasado 1.100 dólares (1.264 euros) por mes. Después de la devaluación del 67% del peso, iniciada en enero pasado, su nómina se redujo a 354 dólares (406 euros). Con un dólar que ha llegado a cotizar a 3,10 pesos esta semana, los salarios argentinos han quedado aplastados.

Argentina, sin embargo, conserva aún el primer lugar en la clasificación latinoamericana de renta per cápita. El PIB argentino, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), cae este año de 270.000 millones de dólares, la mitad del español, a 242.000 millones o 228.000 millones, lo que supone una merma del 10% o 15%. Vale decir que los ingresos por persona bajan de los 7.479 dólares del año pasado 6.713 o 6.357. En 1997, un año antes del principio de la recesión actual, el PIB per cápita totalizaba 8.950 dólares y parecía que el país se encaminaba hacia un crecimiento sostenido.

La brecha entre el 10% más rico de la población argentina y el 10% más pobre se amplió en el último año de 27 veces a 29, según un informe realizado por la consultora Equis. El 20% de mayor poder adquisitivo, unos cinco millones de argentinos, percibe el 53% de los ingresos nacionales, mientras los 31 millones restantes se reparten lo que sobra. En PIB per cápita, Argentina queda situada muy próxima a Uruguay, con 6.130 dólares. Chile se sitúa en el tercer puesto, con 4.820, seguido por Brasil (4.790), México (3.700), Venezuela (3.480), Panamá (3.080), Costa Rica (2.680), Perú (2.610), Colombia (2.180), Paraguay (2.000), El Salvador (1.810), Ecuador (1.570), Bolivia (970) y Nicaragua (410 dólares).

Menos remesas

Inmigrantes bolivianos y peruanos se han ido de Argentina rumbo a sus países en los últimos meses, pues las remesas que enviaban a sus familias adelgazaron al compás de la devaluación. También se marcharon argentinos a Europa y Estados Unidos. Entre los millones que se han quedado, los habitantes de Buenos Aires y de las ciudades patagónicas de Ushuaia, Río Gallegos y Comodoro Rivadavia gozan de los mejores índices de renta per cápita, frente a la difícil situación de las norteñas Corrientes, Posadas, Salta, Jujuy, Tucumán y Resistencia.

El titular de Equis, Artemio López, califica de inédita la crisis argentina porque a los cuatro años de recesión se sumó una devaluación que ha provocado una inflación del 9,7% en los primeros tres meses del año. El economista Carlos Melconian pronosticó que llegará al 16% en el primer cuatrimestre, mientras los salarios públicos y privados son intocables.

Una encuesta elaborada por el Hay Group demuestra que el 58% de las empresas grandes mantendrá los sueldos en los próximos meses, mientras que el 32% los disminuirá y sólo el 11% los elevará. De todos modos, el 61% prevé aumentarlos si el índice de precios al consumidor (IPC) supera el 20%. 'La relación entre la devaluación del 67% y la inflación del 16% es insostenible. O la inflación sube este año al 40% o 50%, en un buen escenario, o el peso se recupera, lo que es menos probable', sentencia Melconian.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002