Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los algodoneros de COAG sacan sus tractores de Sevilla tras 'ganar el pulso al Gobierno'

Más de 1.000 agricultores celebran ante la sede de la Delegación el acuerdo arrancado al Ministerio

El millar de tractores de algodoneros andaluces que han estado más de dos semanas concentrados en la Plaza de España de Sevilla enfiló ayer tarde la avenida de La Palmera para iniciar el regreso a casa. Los agricultores pusieron en marcha sus vehículos y dieron fin a las movilizaciones tras conocer por la mañana en un emotivo acto el acuerdo firmado con el Ministerio de Agricultura la noche anterior en Madrid. El secretario regional de COAG y líder de las protestas, Miguel López, que fue aclamado por los cientos de campesinos presentes, se mostró satisfecho por 'haberle ganado el pulso al Gobierno'.

Desde uno de los mil tractores que, hasta ayer, han permanecido concentrados en la Plaza de España, y dirigiéndose a los cientos de agricultores que enarbolaban banderas andaluzas y le aclamaban, López agradeció, durante algo más de una hora, los apoyos que los algodoneros han recibido a lo largo de los más de veinte días de movilizaciones, e informó de los puntos principales del acuerdo suscrito ayer en Madrid. 'Os agradezco la confianza que tenéis en nosotros y que demostráis celebrando el acuerdo y todavía ni os lo hemos explicado', bromeó el dirigente sindical.

El secretario regional de COAG, que no pudo contener las lágrimas mientras se dirigía a los concentrados, destacó que se ha cerrado 'una página importantísima para el sector y para Andalucía'. López afirmó que la suya es 'una victoria de Andalucía' y expresó su preocupación porque 'la rotación no puede ser la única medida para limitar la superficie cultivada'.

López tuvo un recuerdo especial para las mujeres 'que han estado aquí, día y noche, atendiendo a tres o cuatro mil personas cada día' y para 'el personal herido' en las cargas policiales. El portavoz de los algodoneros resaltó la cacerolada de doce horas que dedicaron el miércoles al delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado. 'Deberíamos entrar el el guinness. Eso no lo hace nadie si no es vital para sacar a su familia adelante', afirmó.

Los algodoneros reunidos en la plaza festejaron las palabras de López con continuos aplausos y con gritos de ánimo. '¡Así habla un andaluz!', le piropeó una señora, ataviada con unas matas de algodón en el pelo. 'Hemos conseguido que esto sea una gran familia. sigamos siéndolo', pidió López, que animó a los agricultores a que mantengan la organización generada en estos días de protestas.

La asamblea concluyó con los sones del himno de Andalucía, cantado por los concentrados, y con la celebración del 42 cumpleaños de López, que recibió como regalo una tarta con la leyenda 'feliz cumpleaños, comandante'.

El líder agrario agradeció, irónicamente, la colaboración de Torres Hurtado y pidió perdón al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, si en estos días le había ofendido, 'pero debe reconsiderar su posición porque en política no se puede ser tan testarudo y orgulloso', dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002