Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar discrepa de la estrategia de EE UU contra el 'eje del mal'

El presidente pide un debate europeo sobre la política estadounidense

También el presidente del Gobierno español, José María Aznar, se desmarcó ayer del ruido de sables que se escucha en Washington sobre un eventual enfrentamiento con Irak al afirmar que 'atacar a los llamados Estados irresponsables, de los que supuestamente emana un peligro, no es lo mismo que la lucha antiterrorista'. En una entrevista con el semanario alemán Der Spiegel, el actual presidente de la UE añadió que urge un debate sobre 'la nueva visión de la política exterior estadounidense'.

En opinión de Aznar, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, el presidente de EE UU, George W. Bush, sustituyó la visión del mundo 'más o menos contemplativa de los ciudadanos estadounidenses' por una 'nueva valoración de los peligros de la destrucción masiva'. Ante ello, los europeos tienen que 'tomarse su tiempo' para acordar una posición común que luego deberá presentar a Washington y Moscú.

'No se trata de estar de acuerdo con todo lo que digan los estadounidenses', afirma el presidente del Gobierno español, antes de agregar: 'De lo que se trata es de aprovechar este momento para demostrar la fortaleza de nuestra alianza con Estados Unidos'. Aznar, en este contexto, considera 'un gran error pensar que la OTAN podría llegar a sobrar'. 'No podemos enfrentar el peligro del unilateralismo desprendiéndonos precisamente de aquella organización que garantiza la estabilidad de todos', subraya.

Tal y como ya había manifestado recientemente, Aznar es partidario de que la UE demuestre su capacidad de actuación al asumir el mandato de la OTAN en Macedonia. Además, los Quince, a su juicio, deberían enviar policías a Bosnia en sustitución de los agentes desplegados en la actualidad allí bajo mandato de la ONU. 'Ahora tenemos que decidir si realmente queremos asumir responsabilidad por nuestra seguridad y hasta dónde podemos llegar', subraya Aznar. Para ello, en todo caso, se requerirá un 'concepto común de seguridad' y una mayor dotación presupuestaria de los ejércitos europeos. 'Si la UE quiere desempeñar un papel a nivel mundial, tiene que crear las condiciones políticas, tecnológicas y económicas necesarias', asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2002