Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes de las tres capitales reclaman más poder y financiación

Odón Elorza exige un nuevo reparto competencial entre el Gobierno, diputaciones y municipios

Los alcaldes de las tres capitales del País Vasco coincidieron ayer en reclamar más recursos económicos y mayor poder para los municipios, con la asunción de nuevas competencias que ahora están en manos de otras administraciones. El anuncio del PP de propiciar un pacto local para el conjunto de España ha vuelto a abrir el debate sobre el papel de los ayuntamientos y ha situado prácticamente en la misma sintonía a los mandatarios de Bilbao, San Sebastián y Vitoria, pese a que representan a tres partidos diferentes: PNV, PSE y PP.

Iñaki Azkuna, Odón Elorza y Alfonso Alonso también asumieron positivamente el planteamiento de la elección directa de los alcaldes, planteada a su vez por el PSOE, y se remitieron a las experiencias que ya se aplican en otros países europeos. El alcalde bilbaíno, Iñaki Azkuna, recordó que el pacto local y el consiguiente reforzamiento de los municipios es una reivindicación antigua, 'de lo que se está hablando desde hace muchos años. El alcalde de A Coruña, Paco Vázquez, lo ha planteado y yo mismo también', aseguró.

Azkuna abogó, como una de las primeras medidas, por cambiar el actual reparto de los recursos públicos: 50% la Administración central, 38% las autonomías y 12% los municipios. Además,defendió la ampliación de las competencias municipales, asumiendo otras nuevas procedentes de la Administración central, las autonomías y, en el caso de Euskadi, las diputaciones forales.

El alcalde de Bilbao considera que las nuevas competencias de los municipios deben provenir 'de todos los sitios: del Gobierno central, de los autonómicos y, en el caso singular del País Vasco, de las diputaciones forales. Iñaki Azkuna opinó que materias como deportes, cultura, vivienda u ordenación del territorio no deben depender de los gobiernos autonómicos. 'No entiendo por qué no pueden tenerlos los ayuntamientos, fundamentalmente los de las capitales', señaló.

El primer edil añadió que la asunción de más competencias tiene que acompañarse, 'lógicamente', de mayores recursos económicos y calificó de 'evidente' que los ayuntamientos son 'el hermano pobre de las administraciones públicas'. Defendió el impulso de un pacto local porque, con la formación de la España de las autonomías, 'hubo una descentralización, pero no un pacto local serio. No se completó con competencias, con fondos a los ayuntamientos, que han quedado olvidados'.

El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, en sintonía con las tesis de su partido, abogó por realizar modificaciones en la ley electoral y en la propia Ley de Base de Régimen Local para dotar a los ayuntamientos de 'más fuerza, más poder, más competencias', informa Yolanda Montero. Para ello, consideró como 'elemento clave' una mayor financiación, que 'hasta ahora no se está produciendo'.

El mandatario donostiarra se postuló en favor de una 'redistribución de competencias en toda la pirámide', lo que 'significaría hacer un reparto nuevo entre ayuntamientos, diputaciones forales y Gobierno vasco, en el caso de Euskadi'. En las otras comunidades sin la singularidad foral, 'el reparto de competencias afectaría mucho más a las comunidades autónomas en favor de los ayuntamientos', añadió.

Respecto al País Vasco, Elorza precisó que, tras negociaciones entre las tres diputaciones, el Gobierno vasco y la Asociación de Municipios-Eudel, se han clarificado las competencias de los ayuntamientos en las políticas de bienestar social. Pero dijo que en otras materias como el urbanismo, la educación, el turismo, el deporte y las políticas de empleo, los municipios 'deberían tener bastantes más competencias de las que ahora tienen', ya que, según denunció, 'están sometidos, en ocasiones, a una tutela absurda por parte de la diputaciones o gobiernos autonómicos'.

Alfonso Alonso, primer edil de Vitoria, se muestra muy favorable a descentralizar las competencias 'y que se aplique el principio de subsidiariedad del que tanto se habla', informa Pedro G. de Viñaspre. Cree que el modelo descentralizador español debe seguir su desarrollo y no quedarse en el escalón de las comunidades autónomas. Pero junto a las competencias reclama la capacidad económica para llevarlas a cabo: 'Los ayuntamientos estamos haciendo muchas cosas que quedan fuera de nuestro campo competencial y nos encontramos con dificultades financieras importantes', señala. Apunta aspectos como la educación o la inmigración, 'donde hay que ofrecer respuestas, porque no podemos dejar a la gente tirada en la calle'.

Sobre la Administración vasca cree que forma parte de un grupo de comunidades autónomas 'en las que hay un cierto ánimo centralista'. Entiende que en Euskadi 'es incoherente' esta postura con el discurso que se formula con respecto al Estado, además de contar con la presencia de otras instituciones con un perfil fuerte, como las diputaciones forales. 'Es un debate pendiente, que se debe desarrollar en profundidad'.

Los tres apoyan la propuesta de que los alcaldes sean elegidos directamente. Azkuna se remitió a los buenos resultados en otros países: 'No es ninguna barbaridad', dice. Elorza cree que 'es la mejor fórmula' y precisa que hay diversas opciones, 'a una o dos vueltas'. Alfonso Alonso también la respalda la idea, al tiempo que subraya que muchas reclamaciones que recibe en la calle de los ciudadanos se refiere a cuestiones sobre las que no tiene competencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002