Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países candidatos a la UE se rebelan contra el plan de retrasar hasta 2013 las ayudas agrícolas

La primera evaluación del coste económico de la prevista ampliación de la UE a partir de 2004 ya está hecha: los actuales Quince dedicarán entre ese año y 2006 un total de 42.580 millones de euros en ayudas a los 10 países candidatos que en principio se incorporarán a la Unión en junio de 2004. La Comisión Europea aprobará mañana un informe al respecto, pero, antes de ser bendecido, ya ha levantado una agria polémica, porque prevé que los nuevos Estados de la Unión no perciban todas las ayudas agrícolas que teóricamente les corresponden hasta 2013. Los candidatos, con Polonia a la cabeza, han anunciado que rechazan ese proyecto.

El Gobierno español, que este semestre preside la UE, tiene precisamente entre sus cometidos negociar con los candidatos el capítulo financiero. Como documento de base, España tendrá de referencia el informe que mañana aprueba la Comisión, titulado Cuadro financiero común 2004-2006 para las negociaciones de adhesión, en el que se prevén prolongados periodos de transición, especialmente en ayudas agrícolas, un sector fundamental de varios países candidatos y sobre todo del más potente de ellos, Polonia.

El informe señala que se mantendrán los límites financieros establecidos en 1999 en Berlín para el periodo 2000-2006, pero que deben adaptarse todas las partidas dedicadas a la ampliación. En el terreno agrícola, reconoce que 'todos los países candidatos exigen estar plenamente integrados en este capítulo de la política agrícola común (PAC) a partir del momento de la adhesión, pero la Comisión considera que una integración completa e inmediata en el régimen de pagos directos no sería la mejor manera de incitar a los agricultores a abordar o continuar con las necesarias reestructuraciones'.

Por ese motivo, Bruselas propone que en 2004 sólo se aporte el 25% de esos pagos directos, el 30% en 2005 y el 35% en 2006, de forma que el porcentaje se incremente luego paulatinamente hasta que en 2013 se alcance el 100%, siempre y cuando el régimen de la PAC se mantenga en sus términos actuales, extremo contra el que ya se han manifestado varios países, entre ellos Alemania.

'La propuesta es inaceptable. No podemos asumir ser miembros de segunda categoría', ha comentado el ministro polaco de Agricultura, Jaroslaw Kalinowski, advertido del contenido del informe. 'Es inaceptable', han repetido sus homólogos de la República Checa, Hungría o Lituania. Como ya estaba previsto, el informe de la Comisión también apunta que el acceso de los candidatos a los fondos de cohesión sea 'progresivo', teniendo en cuenta la 'débil capacidad' de esos países para absorber esas ayudas, que ascenderán a 25.567 millones de euros entre los años 2004 y 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 2002