Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia debate sobre los conflictos de intereses de Berlusconi

El conflicto de intereses del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por su condición de millonario magnate de la comunicación llegó ayer al Parlamento, que se apresta a regular una 'anomalía' que convierte al líder conservador en el gobernante más atípico de Europa.

El debate se inicia con cuatro meses de retraso, después de que Berlusconi se comprometiera, en su discurso de investidura, a resolver las incompatibilidades entre sus negocios privados y el cargo de jefe del Ejecutivo en los primeros cien días de mandato. A esta doble condición de político y empresario debe Berlusconi las críticas y los recelos con los que la prensa europea le acompañó en su regreso al poder en mayo pasado.

La Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados comenzó a examinar las diferentes propuestas de regulación, entre ellas la del ex presidente del Tribunal Constitucional Vincenzo Caianiello, sobre la que hasta ayer parecían dispuestos a dialogar Gobierno y oposición. Caianiello propugna que los actos de gestión de las múltiples sociedades -televisivas, de publicidad o editoriales- de Berlusconi los supervisen dos autoridades de control ya existentes: la Antimonopolio y la de las Telecomunicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2002