Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIOTECNOLOGÍA

Palacios sostiene que el envejecimiento precoz de la oveja 'Dolly' era previsible

Sobre clonación de animales aún 'hay mucho que aprender', según el presidente de la Sibi

El presidente de la Sociedad Internacional de Bioética (Sibi), Marcelo Palacios, sostuvo ayer que era 'previsible' un envejecimiento precoz de la oveja Dolly debido, entre otras posibles causas, a la antigüedad genética del núcleo de la célula adulta que le fue transferida. Un responsable del instituto escocés Roslin reconoció el sábado que la oveja clonada más famosa del mundo tiene artritis, una enfermedad habitual de edades avanzadas.

Palacios explicó ayer que Dolly, nacida en junio de 1996, tiene cronológicamente cinco años y medio, aunque genéticamente sumaría 11 al haber sido clonada con el núcleo celular de una oveja de seis años, lo que explicaría que presentara síntomas de un 'envejecimiento prematuro'. La oveja ya había manifestado hace meses signos de obesidad y trastornos de fertilidad. 'No es raro que tenga problemas propios de las ovejas de 11 años, aunque aparentemente tenga cinco y medio, ya que hay que contar con la experiencia genética del núcleo que le fue transferido para su formación', añadió el presidente de la Sibi.

Otro de los motivos que ha podido desencadenar la artritis en Dolly puede estar en 'defectos de reprogramación' del nuevo núcleo celular una vez clonado (nuclóvulo), así como en el hecho de que traiga el sexo predeterminado de la oveja de la que procede. Palacios agregó que, a diferencia de lo que ocurre en una fertilización normal, una vez transferido el núcleo de la oveja adulta es preciso 'estimular artificialmente' el nuclóvulo para que comience su actividad divisoria. Pero el presidente de la Sibi descarta que las nuevas noticias sobre Dolly supongan 'un paso atrás' ya que en materia de clonación de animales 'hay mucho que aprender'.

La comunidad científica se halla inmersa en 'fase de investigación' para aclarar aspectos 'que aún no están perfectamente controlados', añadió Palacios antes de recordar que el proceso de clonación de Dolly en el Instituto Roslin conllevó la transferencia celular de un núcleo de una oveja tipo Finn dorset de seis años a otra oveja clase Black face. De 277 experimentos, sólo 29 tuvieron éxito en laboratorio. Pero únicamente uno acabó en nacimiento con éxito: Dolly. Los demás se frustraron en abortos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2002