Entrevista:FERNANDO OLIVERA | Ministro de Justicia de Perú

'La mafia de Fujimori y Montesinos aún intenta acabar con el Gobierno'

Los sectores de la sociedad peruana que todavía controlan el ex presidente peruano Alberto Fujimori y el ex jefe de los servicios secretos Vladimiro Montesinos aún tratan de derribar al Gobierno salido de las urnas y presidido por Alejandro Toledo, 'que intenta extirpar el cáncer de la corrupción', señaló en Madrid el ministro de Justicia peruano, Fernando Olivera Vega.

Olivera aseguró que el Gobierno sabe de la existencia de numerosos vídeos en poder de Montesinos, el auténtico poder en la sombra del régimen de Fujimori, que solía registrar las actividades de amigos y enemigos políticos con el fin de presionarles y chantajearles. Ayer se difundió en el Congreso peruano una nueva grabación en la que Montesinos asegura que Fujimori tenía conocimiento de los millonarios desembolsos que se llevaban a cabo para sobornar a los congresistas que se pasaron a las filas del Gobierno. Montesinos reveló, además, los nombres de los congresistas que en su momento habían sido sobornados y las cantidades recibidas.

Más información

Son precisamente los extensos contactos de la red tejida por Montesinos uno de los factores de inestabilidad que más preocupan al Gobierno de Toledo. 'Unos 500 oficiales de la Policía Nacional y unos 600 del Ejército han sido pasados a retiro en parte porque la organización estaba sobredimensionada, pero también porque se adivinaban relaciones con Montesinos', destacó Olivera, quien además expresó su preocupación por la actuación de algunos medios de comunicación 'cuyos propietarios han estado en contacto con Montesinos'.

El titular de Justicia peruano explicó que en estos momentos Montesinos se encuentra cumpliendo una sanción de 90 días de incomunicación en la base naval en la que está recluido por filtrar una cinta con declaraciones suyas durante una visita.

'En los próximos meses comenzaran las vistas orales contra Montesinos y sus cómplices y todos gozarán de todas las garantías legales, igual que hasta ahora', aseguró Olivera.

Sobre el destino de Fujimori, el titular de Justicia peruano expresó su descontento por el comportamiento que han mantenido las autoridades de Japón, país donde se encuentra refugiado el ex presidente desde noviembre de 2000. 'Estamos inmersos en un proceso para lograr que Fujimori pueda ser extraditado a Perú por corrupción, narcotráfico y violación de los derechos humanos, pero nos encontramos con que Japón favorece el imperio de la impunidad que permite a los japoneses delinquir en cualquier parte del mundo'. Fujimori, de origen japonés, tiene en la actualidad la nacionalidad japonesa, pero, según Olivera, esto también es una artimaña de los nipones, ya que Tokio le concedió la nacionalidad sólo después de que el ex mandatario hubiera sido declarado prófugo por la justicia peruana.

Olivera destacó que a su llegada al Ministerio de Justicia se había encontrado con que durante el régimen de Fujimori, hasta el 70% de los jueces eran provisionales y destacó como una de las principales dificultades actuales de su gestión el que el 65% de los 28.000 presos que hay en Perú son preventivos y que el presupuesto para su alimentación diaria no llega a un dólar (unas 185 pesetas) por persona.

Durante su visita a España, Olivera se ha entrevistado con el ministro de Justicia, Ángel Acebes, y trasmitió al Ejecutivo español que el Gobierno de Lima quiere afianzar el régimen de seguridad jurídica para garantizar las inversiones españolas. 'Además, debo decir que nuestra situación es diferente a la de Argentina, porque estamos en el rumbo correcto y estamos pasando a indicadores económicos positivos. En 2002 esperamos que el crecimiento sea de un 4% o un 5%', añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de diciembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50