Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio centenar de estudiantes pasan la Navidad acampados contra la ley de universidades

El fuerte temporal de lluvia y viento que azotó ayer Sevilla no consiguió amedrentar a los más de 50 estudiantes de la Universidad Hispalense que cumplieron ayer su quinto día de acampada ante las puertas del Ayuntamiento para mostrar su disconformidad con la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que aprobó el Congreso de los Diputados el jueves pasado. Los jóvenes iniciaron el asentamiento el pasado miércoles y están dispuestos a permanecer allí hasta que el claustro de la Universidad de Sevilla 'se declare insumiso ante la LOU', como ya ha hecho el de la Autónoma de Barcelona.

Los jóvenes han esquivado el enfrentamiento entre el Gobierno municipal y la delegación del Gobierno que no quieren asumir la responsabilidad de haber permitido la acampada y, mucho menos, la de desalojarlos. El cruce de declaraciones ha tranquilizado a los estudiantes, sabedores de que ninguna de las dos administraciones se hará cargo de su desalojo.

Bajo una tromba de agua

Buena parte de la mañana de ayer la dedicaron a poner en pie las tiendas que se habían caído con la lluvia. Una tromba de agua volvió a arreciar por la tarde, pero los estudiantes no se plantean la posibilidad de cesar en su empeño y abandonar el campamento, según manifestó ayer una de sus portavoces y miembro del comité de huelga, Marta López.

Los estudiantes han instalado 25 tiendas en las que duermen diariamente entre 50 y 90 personas y tienen preparado un programa de actividades para toda la Navidad, aprovechando la afluencia de sevillanos por el centro durante los días de fiesta. Los jóvenes alternan charlas informativas sobre la polémica ley y sus consecuencias con talleres de trabajo e improvisados corrillos alrededor de una guitarra para cantar desde villancicos populares hasta originales composiciones alusivas a la LOU.

Las madres de algunos de los jóvenes se desplazaron ayer al lugar de la acampada para ir preparando el menú de la cena de Nochebuena, que comenzará a las 20.30 de hoy y que tomarán en el campamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2001