GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

Ya hay indemnizaciones por el 11-S

¿Cuánto vale una persona? ¿Tiene la muerte más valía si ocurrió ayudando a los demás? ¿Cómo se calcula el dolor? Kenneth Feinberg, el gestor del Fondo de Compensación de los atentados del 11 de septiembre, establecido por el Gobierno norteamericano, tuvo que contestar a todas estas preguntas al cifrar el montante que cobrarán los familiares de las más de 3.000 víctimas de Nueva York, Washington y Pensilvania.

La indemnización base será de 250.000 dólares (unos cincuenta millones de pesetas) por víctima, a los que se suman 50.000 dólares por cónyuge e hijo supervivientes. A esto se añadirán compensaciones en función del poder adquisitivo del fallecido. Un viudo sin descendencia que ganaba dos millones de pesetas al año recibirá unos 70 millones de pesetas. La familia de una víctima con dos hijos y un sueldo anual de 50 millones, tendrá derecho a a 700 millones de pesetas. De media los familiares recibirán 1.6 millones de dólares (unos 300 millones de pesetas) cada una.

Más información

El sistema de reparto no ha sido bien recibido entre los supervivientes que ya llevan meses de papeleos interminables para conseguir algo de los 1.2000 millones de dólares recaudados por organizaciones privadas. Protestan por la avaricia del Gobierno y aseguran que recibirían mucho más de llevar el caso a los tribunales. Las familias sólo pueden optar a la ayuda del Gobierno si se comprometen a no demandar a las compañías aéreas o a los propietarios de las Torres Gemelas.

Otros entraron en el macabro debate sobre el valor del sufrimiento. Algunos abogados pidieron que las indemnizaciones tuvieran en cuenta las circunstancias del fallecimiento. Feinberg prefirió evitar el debate nivelando la compensación a 250.000 dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de diciembre de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50