Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía levanta el veto a la Fuerza de Reacción Rápida de la UE

El principio de acuerdo desbloquea la nueva estructura defensiva europea

El Ejército, el gran escollo del primer ministro turco, Bulent Ecevit, ha dado el visto bueno para que Turquía deje de poner obstáculos al pleno desarrollo de un acuerdo entre la UE y la OTAN y, por tanto, a la creación de la nueva estructura de defensa europea. Esto implica la puesta en marcha desde 2003 de la Fuerza de Reacción Rápida (60.000 soldados) para misiones humanitarias y de paz.

Ankara llegó este fin de semana a un compromiso con Londres que, según fuentes diplomáticas, supone el levantamiento del veto turco. Sin embargo, otros medios advierten que todo ello debe ser aún ratificado por los Quince y sobre todo por Grecia.

El principio de acuerdo establece que Turquía obtendrá de la UE una garantía por escrito según la cual la fuerza europea no intervendrá en conflictos entre dos miembros de la OTAN y particularmente en el mar Egeo y Chipre. Grecia, país con el que Turquía mantiene serias diferencias en ese área potencialmente de crisis, se ha apresurado a avisar que se opondrá a cualquier exclusión geográfica en las eventuales operaciones de la Unión.

En cualquier caso, en Bruselas reina la opinión de que se está muy cerca de superar las últimas divergencias con Turquía, sobre todo porque se ha disipado la resistencia de los militares, y que los líderes de la UE declararán operativa la defensa europea este mismo mes en la próxima Cumbre de Laeken. Es operativa desde un punto de vista institucional, porque a efectos prácticos es improbable que se cumplan las misiones de ayuda humanitaria y de paz antes del plazo de 2003.

Fuentes diplomáticas recuerdan que la garantía lograda ahora por el Gobierno de Ecevit estaba ya incluida en el tratado de la UEO (Unión Europea Occidental), cuando en 1992 Grecia ingresó en la ya desaparecida organización y Turquía lo hizo como miembro asociado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2001