Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las turbulencias de otro aparato pudieron causar la caída del avión en Nueva York

El mal estado de la 'caja negra' con los datos técnicos dificulta la investigación

Las turbulencias provocadas por otro avión al despegar pudieron ser la causa del accidente del vuelo de American Airlines que el pasado lunes se estrelló en el barrio neoyorquino de Queens, matando a las 260 personas que iban a bordo, además de cinco residentes de la zona. Los investigadores, que no han podido establecer con claridad las causas, han visto su labor dificultada por el mal estado de la segunda caja negra, que contiene todos los datos técnicos del avión. Uno de los pasajeros fallecidos era un norteamericano de origen español que acababa de jubilarse.

El vuelo de la Japan Airlines 747-400 despegó dos minutos y 20 segundos antes que el aparato de American Airlines, tal y como lo estipulan las normas de aviación. Pero los investigadores piensan que pudo provocar interferencias que desencadenaron el accidente, unos minutos después, a escasos metros de la pista de despegue del aeropuerto Kennedy.

"El viento soplaba de tal forma y las altitudes eran tales que pudo producirse un cruce entre los recorridos del avión, pero sólo tenemos datos muy preliminares", dijo George Black, uno de los responsables de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB).

La investigación se ha visto ralentizada por el mal estado de una de las cajas negras. "La memoria está ahí, pero no podemos acceder a ella", comentó Black. Esta caja, que contiene todos los datos técnicos del aparato, podría revelar otra de las incógnitas de los últimos momentos del avión: por qué el copiloto puso más fuerza en los motores 12 segundos antes de perder el control del aparato, tal y como consta en las conversaciones en la cabina.

Estas comunicaciones, y los testimonios de los habitantes de Rockaway, donde se precipitó el avión, han confirmado que antes de estrellarse se oyeron dos "ruidos ensordecedores", lo que podría apuntar a un fallo total de los motores. American Airlines anunció ayer que revisará los timones de cola y de profundidad de todos sus aviones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001