Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ferias de la iluminación y del mueble finalizan en un clima optimista

Las ferias del mueble y de la iluminación concluyeron en un clima de optimismo a pesar de la ausencia de compradores de Estados Unidos, los países árabes e Israel. Las cifras oficiales facilitadas por los organizadores son concluyentes. La Feria Internacional del Mueble (FIM) recibió en cinco días 72.000 visitantes, un 7,6% más que el pasado año, y el volumen de negocio inducido cuando concluya el certamen será de 250.000 millones de pesetas. Los datos de la Feria Internacional de la Iluminación (FIAM) también resultan optimistas: 23.000 visitantes y 58.000 millones de pesetas de negocio. Únicamente la presencia de goteras tras las últimas lluvias y la precipitación con que tuvieron que trabajar los expositores derivada de la finalización de las obras provocaron las quejas de algunas firmas. Pero estas objeciones, según los responsables de FIM y FIAM, son cuestiones menores comparadas con el éxito de ambos certámenes. Enrique Pérez Tortosa, presidente de FIM, subrayó que la presencia de visitantes demuestra la 'excelente salud' de la feria, añadiendo que no sólo se han cumplido las previsiones, sino que además se va a seguir creciendo en el futuro hasta acercar la FIM 'al liderazgo mundial entre las ferias del sector'. Mario Mariner, máximo responsable de FIAM, destacó el grado de satisfacción de los expositores y presentó el certamen como 'el más rentable del sector, por encima de la feria de referencia, que es la de Milán'. Mariner también subrayó que los expositores no han presentado ninguna queja, sino más bien todo lo contrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2001