Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Los obispos desacreditan a la Iglesia, según la Asociación Juan XXIII

El congreso de teólogos aplaude a Galera

La Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII celebró ayer su asamblea ordinaria en un paréntesis del 21º Congreso de Teología, y acordó iniciar la redacción de un manifiesto sobre los problemas que sufre la Iglesia. 'Los obispos la desacreditan con sus actuaciones', adelantan. Los 1.200 participantes del congreso recibieron con aplausos a dos profesores enviados al paro por los prelados. Uno de ellos era Resurrección Galera, de Almería.

'Quiero manifestar que mi fe y mis profundas creencias cristianas no se han visto alteradas, a pesar de las opiniones y los insultos que he escuchado estos días contra mi persona. Sólo Dios es quién para juzgar mi conducta', dijo la profesora Resurrección Galera ante los 1.200 asistentes al 21º Congreso de Teología que la Asociación Juan XXIII celebra en Madrid. Galera fue enviada al paro por el Obispado de Almería por casarse por lo civil. Los teólogos también tuvieron la oportunidad de escuchar a José Antonio Fernández, un cura casado de Murcia que perdió el empleo después de varios años de ejercerlo por invitación del episcopado, que sabía de su situación antes de contratarlo.

Las desgracias de este cura murciano comenzaron cuando, sin él quererlo, apareció retratado en la prensa de Murcia con su familia. Tenía ya cinco hijos cuando el obispo le invitó a ser profesor en un instituto de la región, pero se le despidió, según contó ayer, porque esa situación pasó a ser conocida por la opinión pública. Por cierto, que la carrera sacerdotal de Fernández, antes de reducirse al laicado y casarse, había sido extraordinaria: fue vicario de la Diócesis de Cartagena-Murcia y también rector del seminario diocesano.

Despedido en 1997, el profesor Fernández llevó la decisión episcopal ante un tribunal de los social, que falló a su favor. El recurso episcopal ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, sin embargo, le quitó la razón, y ahora tendrá que ser el Tribunal Constitucional quien decida su suerte tras el correspondiente recurso de amparo.

El Congreso de Teología condenó el viernes con severidad el comportamiento 'intolerante' e 'inconstitucional' de los prelados con estos profesores y es probable que vuelva sobre el tema en las conclusiones que hoy se someterán a votación.

Por su parte, la directiva de la Asociación de Téologos Juan XXIII acordó ayer redactar un informe sobre la situación de la Iglesia y, por boca de su secretario general, Juan José Tamayo, advirtió sobre 'el lastre' que supone la jerarquía con sus actuaciones, 'frente a la vitalidad de los fieles y las iglesias de base, puesta de manifiesto de manera impresionante en este congreso'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001