Las instituciones, pilares del Acuerdo de Viernes Santo

Las Instituciones de Irlanda del Norte -formadas básicamente por un Gobierno autónomo y una Asamblea con amplias competencias- constituyen el pilar de los acuerdos de Viernes Santo, firmados en el castillo de Stormont el 10 de abril de 1998 y que permitieron a católicos y protestantes repartirse el poder en la provincia. Su breve existencia ha estado marcada por la amenaza de una suspensión, sobre todo a causa de la negativa del IRA a desarmarse, y su puesta en marcha fue especialmente laboriosa.

Fueron necesarios 18 meses de negociaciones y la promesa del IRA en colaborar con la comisión internacional encargada del desarme y la intervención del mediador estadounidense George Mitchell para que el compromiso se produjera el 16 de noviembre de 1999, que abrió la vía para transferir el poder desde Londres a Belfast el 2 de diciembre del mismo año.

Más información
Londres reestablece la autonomía del Ulster tras 24 horas de suspensión
Londres suspende durante 24 horas la autonomía del Ulster

Un ejecutivo interconfesional de diez ministros fue designado, conforme a los resultados logrados por los partidos en las últimas elecciones locales. Por parte protestante, el Gobierno tiene tres miembros del Partido Unionista del Uslter (UUP, moderado) y dos miembros del Partido Unionista Democrático (DUP, radical), del reverendo Ian Paisley.

Gobierno autónomo

Por el lado católico, el SDLP (nacionalista moderado) tuvo tres carteras y el Sinn Fein (brazo político del IRA) dos. El Gobierno está dirigido por un primer ministro, el protestante David Trimble (UUP) que dimitió en julio pasado, y un viceprimer ministro, el católico Seamus Mallon (SDLP). Este Ejecutivo terminó con 27 años de 'administración directa' de la provincia desde Londres. La nueva Asamblea tiene 108 miembros, elegidos en junio de 1998. Dispone, junto al Gobierno, de amplias competencias en los terrenos de la economía, la sanidad, la agricultura o el transporte. La seguridad sigue siendo dirigida desde Londres.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Pero el funcionamiento de este Asamblea es muy complicado. Cualquier decisión importante debe ser tomada con un 60% de los votos totales y un 40% de cada campo (protestantes y católicos), o por la mayoría de los representantes de cada una de las dos comunidades.

Existe, además, otra institución considerada especialmente simbólica por los católicos: un Consejo Norte-Sur que permite a la República de Irlanda supervisar los asuntos del Ulster. Está compuesto por ministros de los Gobiernos de Dublín y Belfast.

Todo el conjunto tiene por encima un Consejo de las Islas, que reagrupa a representantes de Londres y Dublín, así como a representantes de todas las regiones autónomas del Reino Unido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS