¿Es necesario subir el sueldo de los políticos?

Las presidentas del Congreso y del Senado cobran casi el doble que José María Aznar

Con los dientes más que largos digieren los políticos españoles que el primer ministro británico, Tony Blair, se haya subido el sueldo el 40% de un plumazo: hasta 44 millones de pesetas. En el Parlamento, hablar de salarios es mentar la bicha. Lo viene siendo desde hace siete años, tras varios intentos frustrados de elevar los ingresos de los parlamentarios. El miedo a la impopularidad les frena, confiesan. Aunque estén convencidos de que es necesaria una reforma.

Los sueldos de los políticos españoles son ciertamente dispares, según los datos oficiales. Las presidencias del Congreso y del Senado, hoy ocupadas por dos mujeres, perciben en torno a los 25 millones de pesetas anuales brutas, casi el doble que el presidente del Gobierno, con una nómina anual de 13.059.696 pesetas. Eso sí, todos los gastos los tiene cubiertos aparte. Luego, como reconocería un día el ex presidente Felipe González, casi todo es ahorro.

El diputado general de Vizcaya gana más que el 'lehendakari' y que el presidente del Gobierno
Más información
sueldos políticos
Los diputados españoles, los peor pagados de Europa

La asignación de José María Aznar y las de los ministros del Gobierno aparecen en los Presupuestos Generales del Estado. No así las de Luisa Fernanda Rudi y Esperanza Aguirre, que no se especifican como tales. Resultan de sumar varios conceptos como dietas, gastos de representación, libre disposición, etcétera.

Un ministro cobra 11.522.412 pesetas brutas anuales, un sueldo similar a los de la mayoría de los presidentes autonómicos. El que más, el de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón: 14,2 millones anuales. Y entre los que menos, el de Cantabria, José Joaquín Martínez Sieso, algo más de ocho millones. Jordi Pujol, presidente de la Generalitat de Cataluña, cobra ocho más seis (8.046.150 + 6.896.700 para gastos de representación), informan en su gabinete.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los diputados y senadores que son de Madrid cobran 7,6 millones de pesetas brutas anuales, un millón menos que la media de los consejeros autonómicos, lo mismo que el teniente alcalde de Madrid, y 10 millones menos que los vocales del Consejo General del Poder Judicial. Los diputados y senadores del resto de España perciben 9,4 millones brutos (3,4 millones son de las dietas para vivir en la capital durante la semana).

Unos viven mejor y otros peor. Los de Izquierda Unida, tras la debacle electoral, están entregando al partido 250.000 pesetas mensuales, explica su portavoz parlamentario, Felipe Alcaraz. Los socialistas también contribuyen, pero sólo con 30.000 pesetas mensuales. Los hay que comparten piso en Madrid durante cinco días a la semana para ahorrar gastos. Y los hay que, además de casa propia, tienen otros sueldos por cargos en el partido remunerados aparte. Las nóminas, no obstante, se pueden engordar asumiendo otras tareas. Y se procura. Presidir una comisión parlamentaria suma otros tres millones anuales; ser portavoz, 2,2 millones.

Los directores generales pueden ser retribuidos aparte por asistir a consejos de administración de empresas públicas. Un máximo de dos, que suponen entre 1,7 millones y 992.000 pesetas anuales cada una. A ellas se suma el sueldo de 7,7 millones. Hay una media de 12 altos cargos por ministerio acudiendo a consejos.

Los ministros, diputados y otros altos cargos de la Administración disfrutan de una compensación durante dos años al dejar sus puestos que supone el 80% del sueldo. La gran mayoría no renuncia a ello aunque tengan un nuevo cargo público, por lo que cobran su nuevo sueldo más el anterior casi entero. Federico Trillo-Figueroa, actual ministro de Defensa, sí renunció a esta compensación correspondiente a la presidencia del Congreso la pasada legislatura. Impedir este doblete fue el objetivo de una proposición de ley presentada por IU hace dos años y 'tomada en consideración' por unanimidad. Hoy día, todo sigue igual.

Del futuro también se cuidan los políticos en ejercicio. Por ejemplo, la pensión del lehendakari será un 53% superior a la máxima de la Seguridad Social, 6.794.092 pesetas anuales. Hacer luz sobre dietas o sobre el salario real de algunos otros cargos pagados con dinero público es un laberinto. 'En general, están asimilados al de un subdirector general [unas 500.000 al mes]', es todo lo que se obtiene al preguntar por los sueldos de cargos públicos como el director de la Compañía Nacional de Danza o el de la Orquesta Nacional o la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS