Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El PNV impide que EH ocupe un cargo en el Parlamento Vasco

Atutxa anuncia que Ibarretxe será investido 'lehendakari' el 12 de julio y el 14 formará Gobierno

Fue la de ayer una jornada en la que la mayoría de los parlamentarios optaron por la cordialidad. Un día de reencuentros en el que el único desencuentro fue con los diputados de EH. Estos fueron marginados de la Mesa del Parlamento por expreso acuerdo de las fuerzas democráticas. A cambio, se reincorporó a IU, que en la anterior legislatura se quedó fuera, junto a UA.

El grupo de PNV-EA, con sus 33 escaños, dirigió las operaciones y empleó el voto de sus diputados para cerrar la puerta a EH y abrírsela a IU, que a partir del próximo día 14, fecha en la que Ibarretxe hará público su nuevo Gobierno, muy probablemente será socio de los nacionalistas en el nuevo Ejecutivo autonómico. Entonces tendrán, juntos, una fuerza de 36 escaños, que si bien no alcanza la mayoría absoluta es suficiente para gobernar con holgura.

Votaciones Fue un pleno de votaciones múltiples con urna, pero sin sorpresas. Juan María Atutxa (PNV) recibió los 33 votos de la coalición PNV-EA y los 3 de IU, y resultó reelegido en la tercera votación, ya que en las dos primeras no logró la mayoría absoluta. El resto de los grupos votaron en blanco. En 1998, Atutxa recibió 58 de los 73 diputados presentes.

En la cuarta votación, fueron elegidos los dos vicepresidentes:Gorka Knorr (EA), vicepresidente primero, con los 33 votos de PNV-EA; y Carmelo Barrio (PP), vicepresidente segundo, con los 32 votos que sumaron su grupo y el Partido Socialista de Euskadi.

En la quinta votación fue elegido secretario primero el socialista Manuel Huertas, gracias a los votos de su grupo y del PP, y a que algunos parlamentarios de la coalición PNV-EA, que en general apoyaron a Kontxi Bilbao, nueva secretaria segunda de IU-EB, votaron en blanco. IU había renunciado a la secretaría primera en beneficio del PSE, y el PNV secundó su propuesta, facilitándoles menos de los 32 votos que sacó el socialista Huertas. En esta votación, EH presentó la candidatura de Jon Salaberría para la secretaría primera de la Cámara, aunque sólo recibió los siete votos de sus diputados.

El portavoz de EH, Arnaldo Otegi, explicó después en los pasillos de la Cámara que la decisión de presentar a Jon Salaberría respondió a la convicción de que 'ha habido una especie de compadreo entre los distintos grupos con una única finalidad, que era dejar a EH sin presencia en la Mesa de la Cámara. Hemos comprobado qué entienden algunos por esas famosas vías políticas y democráticas, y qué entienden algunos por pluralidad', criticó en referencia al PNV.

Inmediatamente después fue respondido por el portavoz nacionalista, Joseba Egibar, quien le recordó que EH optó por abandonar la Cámara y la Mesa durante los últimos meses del anterior curso político. 'Es una paradoja que EH se rasgue las vestiduras cuando han sido ellos los que han provocado esta situación'. Egibar tampoco aceptó la última decisión de EH de acudir circunstancialmente al Parlamento: 'Nosotros necesitamos aquí permanencia en la Mesa y no dependencia de lo que una Asamblea pueda decidir en la penumbra'.

Víctimas Esa fue la principal diferencia respecto al inicio de la pasada legislatura. Entonces, a finales de 1998, el PNV abrió sus brazos a EH, y en en las primeras semanas de la tregua indefinida que acabó en diciembre de 1999, le dio la vicepresidencia primera de la Mesa a Raquel Peña. Un asiento que estuvo vacío desde que EH decidió en septiembre de 2000 no volver al Parlamento vasco.

La otra gran diferencia fue el compromiso de la Cámara con las víctimas de ETA en el discurso institucional del reelegido presidente, Juan María Atutxa. Este intentó con su discurso poner fin a dos años y medio marcados por una profunda división en ese tema. En la VI legislatura, los nacionalistas rechazaron la puesta en marcha de una comisión específica de Víctimas del Terrorismo, como contestación al voto en contra de PP, PSE y UA al dictamen de la comisión de Víctimas de la Violencia en la que EH propuso como miembro al ex etarra Josu Ternera. 'Debo comenzar esta intervención con un recuerdo para todos los que más sufren, para quienes añoran a su ser querido que les fue injustamente arrebatado, para quienes viven amenazados y acosados y dan testimonio de coraje cívico y personal con todos nosotros', leyó Juan María Atutxa.

Nuevo Gobierno Al finalizar el pleno, minutos antes de que muchos diputados se abrazaran al reencontrarse, el reelegido presidente aclaró el calendario político del próximo mes y fijó las fechas no sólo para el pleno de investidura del lehendakari sino que además acotó los plazos para la negociación que debería llevar a IU al nuevo Gobierno vasco, al anunciar que el día 14 de julio Juan José Ibarretxe hará pública la composición de su nuevo Ejecutivo.

Esta semana empezarán los contactos entre las delegaciones de los tres partidos que apoyan al Gobierno -PNV, EA e IU- en un proceso que no podrá ir más allá de la primera semana de julio, ya que a partir del día 11 de ese mes el calendario se aprieta.

En esa fecha, Ibarretxe presentará su candidatura y su programa de Gobierno, pero al no conseguir la mayoría absoluta el Reglamento parlamentario especifica que hay que esperar 24 horas antes de una nueva votación, en la que podrá ser elegido con mayoría simple. Eso sucederá el día 12. Y el 13, Atutxa comunicará el resultado de la votación al Rey. El 14, Ibarretxe jurará el cargo, como ya es tradicional, en la Casa de Juntas de Gernika, y posteriormente hará pública la composición de su nuevo Gabinete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de junio de 2001