LA SITUACIÓN DEL PAÍS VASCO

Un alcalde sorprendido por el desastre

'¿Qué es lo que quieren con esta actitud?'. Las palabras de Victoriano Gallastegi, alcalde peneuvista de Bergara, a Radio Nacional mostraban ayer cierta desesperanza. Tras asegurar que el ataque fue un 'desastre', con 'padres y niños corriendo por el miedo', deseó que sea el último acto violento en Euskadi. Gallastegi, que gobierna en minoría, aseguró que su corporación condenará tajantemente lo ocurrido.

El consistorio está formado por ocho ediles de PNV-EA, siete de EH, uno del PP y otro del PSE. Fue de las localidades donde los nacionalistas moderados rompieron el año pasado sus acuerdos con EH tras negarse ésta a condenar el terrorismo.

Bergara no conoce el paro. Situada en la comarca del Alto Deba cuenta con una planta de Aceralia, la sede de la algodonera Tavex, la fábrica de electrodomésticos Otsein y centros productivos del grupo Mondragón. Sus casi 16.000 habitantes viven rodeados de su historia, con edificios que se remontan al siglo XIV.

Más información
Decenas de encapuchados provocan una madrugada de terror en las fiestas de Bergara
El Gobierno vasco culpa a ETA de las acciones de terrorismo en Bergara

El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, mostró ayer su sorpresa por el ataque: 'Hay que estar muy atentos a este fenómeno' ya que de repetirse 'sí sería un salto cualitativo'. El portavoz peneuvista dijo estar 'absolutamente perplejo de ver una acción vandálica de esta envergadura propia de los cuatreros del salvaje oeste o de las termitas más destructivas'.

Los restantes partidos democráticos condenaron también lo ocurrido. La secretaria de Política Institucional del PSE, Gemma Zabaleta, lamentó que la Ertzaintza no practicase ninguna detención y recordó que luchar contra la violencia debe ser la 'máxima prioridad' del nuevo Gobierno vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS