Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprueban la ley contra el maltrato

El PP votó en contra de esta norma, la primera de este tipo en España

Después de meses de polémica, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron ayer con la mayoría de los votos socialistas la Ley de Prevención de Malos Tratos y Protección a Mujeres Maltratadas. Castilla-La Mancha se convierte así en la primera comunidad autónoma que legisla en esta materia, elevando a rango de ley el conjunto de medidas contra un problema que causa en España la muerte de una mujer cada cinco días.

Ese dato lo repite una y otra vez el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, porque en su opinión justifica la inclusión en esta ley del artículo que contempla la 'reproducción de las sentencias firmes condenatorias sobre violencia domestica cuando se cuente con el consentimiento de la víctima', con el único objetivo de 'quitar el velo de la impunidad'. Este punto motivó la falta de consenso de la Cámara, al votar en contra el grupo popular.

La nueva ley supondrá la aportación de 600 millones de pesetas anuales a la lucha contra el maltrato. Entre otras medidas se incluyen la asistencia jurídica gratuita, la construcción de casas de acogida en todos los municipios de más de 25.000 habitantes, así como el derecho preferente en el acceso a viviendas de promoción pública, subvenciones a las empresas que contraten a mujeres que hayan sufrido malos tratos o programas de readaptación para los agresores que lo deseen.

José Bono volvió ayer a criticar la 'injerencia' del Gobierno de José María Aznar en la tramitación de esta norma, con el envío por parte del Ministerio de Administraciones Públicas, el pasado día 9, de una carta en la que advertía que la ley podía ser impugnada ante el Tribunal Constitucional por invadir competencias del Estado sobre legislación procesal, así como materias reguladas por la Ley de Protección de Datos. Algo que la nueva ley solventa con la inclusión, en los últimos días de su tramitación, de una disposición adicional en la que se recoge que los datos personales no podrán ser incluidos en ficheros, ni ser tratados, ni cedidos tal y como establece precisamente la ley de Protección de Datos.

Para Bono el envío de esta misiva constituye un hecho 'insólito' y de 'una prepotencia inaceptable en un Estado de Derecho'. Sin embargo, para el presidente del PP, Agustín Conde, estas críticas ponen a Bono en un 'discurso muy próximo al que hacen algunos en el País Vasco'. En su opinión resulta sorprendente 'ver que Bono ha debido cruzar la raya del soberanismo en Castilla-La Mancha' por una carta que a su juicio está escrita en 'términos de enorme cordialidad'.

El presidente de Castilla-La Mancha cree que la oposición del Gobierno a la aprobación de esta ley responde a una cuestión de celos políticos, ' porque no se les ha ocurrido a ellos'.

José Bono está satisfecho porque la tramitación de esta norma 'ha suscitado el debate' sobre el maltrato en España y porque, con su aprobación, 'en Castilla-La Mancha las mujeres maltratadas podrán saltar ese muro que algunos llaman de intimidad, aunque hay intimidades que matan'. Para los populares, sin embargo, una ley que podría ser buena se va a convertir en una ley polémica por el 'empecinamiento personal de Bono en sacar adelante su idea de las listas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de mayo de 2001