Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acepta flexibilizar el permiso laboral para los padres de prematuros

Facilitar a los padres de bebés prematuros el cuidado de sus hijos es la meta de las cuatro proposiciones de ley que el Congreso de los Diputados debatirá esta tarde. Todas coinciden en que parte de la licencia retribuida pueda tomarse cuando el bebé abandona el hospital, y no de forma ininterrupida (generalmente desde las vísperas del parto), como ahora. Según fuentes parlamentarias, el Partido Popular votará a favor de la propuesta de Convergència i Unió y rechazará las del PSOE, Eusko Alkartasuna y Chunta Aragonesista. Mientras estas tres proponen aumentar de una a tres las horas de lactancia retribuidas para los padres de niños nacidos prematuramente, CiU plantea que dos sean sin sueldo. En torno al 8% de los nacidos en España son prematuros.

Con una redacción casi idéntica, las cuatro iniciativas proponen modificar el Estuto de los Trabajadores (artículo 48) y la Ley de Medidas de la Función Pública (artículo 30). El nuevo texto plantea que, 'cuando por el carácter prematuro del parto, o por cualquier otra causa, el neonato debiera permanecer hospitalizado, el periodo de suspensión , en parte o en su totalidad, podrá computarse a partir de la fecha del alta hospitalaria, excepción hecha de las primeras seis semanas después del parto, que se computarán como periodo de suspensión para la madre'. Actualmente, el permiso por nacimiento es de 16 semanas ininterrumpidas.

Dado que, casi sin excepción, los bebés prematuros deben quedar ingresados en el hospital durante varias semanas, con frecuencia el alta médica coincide con el momento en el que el progenitor (generalmente la madre) debe reincorporarse a su trabajo. Esto dificulta la prestación de cuidados al bebé y puede obligar a abandonar el empleo, se argumenta en las exposiciones de motivos.

Dos horas sin sueldo

Las cuatro proposiciones de ley también proyectan aumentar de una a tres las horas de lactancia en caso de niños prematuros. Actualmente, este permiso retribuido de 60 minutos diarios pueden disfrutarlo el padre o la madre hasta que el bebé cumple nueve meses. Pero mientras el PSOE, Eusko Alkartasuna y Chunta Aragonesista proponen que los progenitores de prematuros tengan derecho a 180 minutos diarios pagados, Convergència i Unió plantea que esas las dos horas extra se hagan mediante reducción de jornada, 'con la disminución proporcional del salario'. 'De esa manera, la reforma permite adaptar la normativa a las situaciones especiales de los padres de niños prematuros sin que cueste dinero', explica la diputada de CiU Mercè Pigem. 'Es un primer paso prudente. Después habrá que ir viendo', añade.

Por su parte, la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), confía en que la aprobación de la medida suponga un alivio para los padres afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2001