Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El casino, para quien cree más trabajo

El anteproyecto de la Ley del Juego establece en su artículo 20 que únicamente las sociedades anónimas tendrán la posibilidad de explotar un casino. Pero el Consejo Económico y Social (CES)quiere corregir la plana al Gobierno y propone que también las sociedades anónimas laborales dispongan de esta posibilidad. Según Mario Domínguez, de UGT, el objetivo es que, si quiebra una sala de apuestas o un casino, pueda pasar a manos de los trabajadores, que seguirían así gestionándolo. 'Impedir por ley que una sociedad laboral pueda llevar un casino es abocar a los trabajadores, aunque sean sus propietarios, al cierre', advierte.

El CES, en su dictamen, exige también que el Gobierno modifique el anteproyecto de ley para que las personas con condenas firmes por delitos contra los derechos de los trabajadores o la Seguridad Social no puedan explotar ningún establecimiento de juegos.

El Consejo pide igualmente que los trabajadores de las salas de juegos estén sujetos a un perfil profesional y a una acreditación reglamentada por la Administración. 'Esta habilitación', afirma Domínguez, 'garantizará la idoneidad de los trabajadores para desempeñar puestos de trabajo que, por su propia peculiaridad, deben ser objeto de una rigurosa adecuación'.

El CES apuesta además por que en los concursos de adjudicación de nuevas licencias para casinos se valore 'la generación de puestos fijos'. Actualmente, el Gobierno regional está redactando las bases del concurso del futuro casino de Aranjuez.

Finalmente, el Consejo incide en la necesidad de que la Comunidad aclare qué tipos de establecimientos podrán disponer de un local de apuestas, ya que el anteproyecto de ley abre la puerta a la creación de nuevos tipos de juegos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001