Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álava recauda más de lo previsto y evita recurrir al fondo de solidaridad

La única ocasión en que se ha recurrido al fondo de solidaridad fue en 1998, en favor de Vizcaya, debido al agujero de 8.500 millones de pesetas en su recaudación del año anterior. Aquello abrió una polémica sobre la eficacia de la Hacienda vizcaína al recaudar sus tributos. Ahora es precisamente esta Diputación la que ha tenido unos resultados tan espectaculares en el ejercicio anterior -muy por encima de las previsiones- que han obligado a las otras administraciones a aumentar sus aportaciones a la caja común. Sin embargo, al no llegar las otras dos con su recaudación a la cifra que les exige la ley de Aportaciones, se esperaba que tanto Álava como Guipúzcoa tuvieran que recurrir por primera vez al fondo de solidaridad.

Aquellas previsiones se realizaron el 15 de octubre, en la anterior reunión del Consejo Vasco de Finanzas, y sobre la base de la recaudación obtenida hasta el pasado septiembre. Sin embargo, Álava ha corregido en los tres últimos meses de 2000 sus expectativas negativas. Gracias a una mayor devolución del IVA de lo esperado por parte del Gobierno central, las cifras previstas en octubre cambiarán ahora, con el ejercicio ya cerrado.

Álava ya no percibirá los 141 millones previstos del fondo de solidaridad porque, según está establecido en el sistema de aportaciones, la Diputación ha superado en su recaudación el 99% de su coeficiente de participación, es decir, el 16,40% del total de la contribución de las tres diputaciones. El coeficiente de Vizcaya se eleva al 50,67%, mientras que el peso específico de Guipúzcoa es del 32,93%.

Efectos en los municipios

La Diputación de Álava saldrá directamente beneficiada por esa mejora en los resultados, pero también se verán favorecidos todos los municipios de la provincia a través del Fofel, el fondo por el que la Diputación financia a las entidades locales. Según los cálculos realizados por el diputado alavés de Hacienda, Juan Antonio Zárate, 'en octubre se había previsto un perjuicio para la financiación de los ayuntamientos de 1.500 millones, mientras que al final el recorte quedará reducido por debajo de los 300 millones' de pesetas.

A esta importante rebaja se añade que el presupuesto foral de 2001 incluye una partida de 300 millones de pesetas para entregar a los municipios en compensación por las pérdidas originadas por el sistema de las Aportaciones. Esta inyección extra se debe a la imposición de los socialistas, que han exigido una serie de requisitos para sellar el pacto presupuestario con el Partido Popular, que se firmará públicamente esta semana.

Preparando el Concierto

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001

Más información