Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reconstrucción del Liceo recibe una medalla de Europa Nostra

La recuperación del Gran Teatro del Liceo de Barcelona ha recibido una medalla de los premios Europa Nostra 2000 a la protección del patrimonio arquitectónico y natural, mientras que el palacio de la Aljafería de Zaragoza ha sido galardonado con un diploma. A esta convocatoria se habían presentado más de 200 realizaciones de todos los países de Europa, y se han concedido un total de seis medallas y nueve diplomas.

'España es el país que más realizaciones presenta, junto con el Reino Unido, y somos el segundo país en premios concedidos. Los trabajos del Liceo y de la Aljafería han tenido un impacto tremendo en el jurado', declaró ayer Manuel Gracia, vicepresidente ejecutivo de Hispania Nostra, asociación que gestiona la convocatoria de estos premios en España.

'El Liceo ha sido la gran sorpresa y se valora el esfuerzo realizado, hasta el punto de convertirse en el símbolo de la recuperación de un teatro destruido. La recuperación del palacio de la Aljafería es algo verdaderamente espectacular', añadió Manuel Gracia.

Para los premios 2000, Hispania Nostra había presentado 35 realizaciones de protección del patrimonio arquitectónico y natural, tanto de edificios públicos como privados. Entre ellos estaban los museos de arte contemporáneo de Badajoz y Las Palmas de Gran Canaria y varias actuaciones en el Camino de Santiago. Según las bases, se pueden presentar los proyectos hasta cinco años después de su terminación, incluso participar en más convocatorias si no se obtiene premio. En esta edición, el representante español en el jurado internacional fue el arquitecto Federico Correa. Los premios serán entregados por la reina Sofía, presidenta de honor de Hispania Nostra.

Moderna tecnología

El jurado internacional ha valorado la 'delicada y esmerada' reconstrucción del Liceo, destruido por un incendio en 1994, así como la fidelidad de la restauración y la moderna tecnología que se ha incorporado para 'recobrar su preeminencia dentro del rico patrimonio musical europeo'. El nuevo teatro, con proyecto del arquitecto Ignacio Solà-Morales, recuperó el auditorio, el registro acústico, un nuevo escenario y otras mejoras en las zonas de acceso y circulación del público.

El palacio de la Aljafería de Zaragoza, rehabilitado como sede de las Cortes de Aragón, recibe un diploma 'por el certero y complejo trabajo de reconstrucción y por la inteligente y cuidada atención prestada a los diferentes periodos de construcción presentes en el edificio', ya que se han recuperado los espacios del antiguo palacio islámico de la Taifa zaragozana, las estancias de los reyes de Aragón y el salón del trono mandado edificar por los Reyes Católicos. También se ha rehabilitado el llamado Torreón del Trovador, donde Verdi situó su conocida ópera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de enero de 2001