Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD ALIMENTARIA

Inmovilizadas más de 6.000 reses riojanas por la supuesta falsificación de su edad y origen

El Gobierno regional pone en manos de la fiscalía la investigación de las manipulaciones

Los titulares de esta explotación, Abel y Cipriano González Justa, deberán demostrar la procedencia de estos animales en un plazo de 48 horas. En caso de no lograrlo se procederá al sacrificio de los animales con datos falseados.

La explotación ya fue objeto de investigación en agosto del año pasado, cuando los veterinarios regionales advirtieron situaciones irregulares en los documentos sobre la fecha y lugar de nacimiento de los vacunos. Estas anomalías llevaron a la Consejería de Agricultura a iniciar un expediente sancionador en octubre, un proceso que todavía está en curso.

El titular de Agricultura de La Rioja, Javier Erro, explicó que la falsificación se ha realizado en el crotal, la placa de plástico que se coloca en las orejas del animal y en la que se recogen todos sus datos. Erro advirtió de que todavía no se ha demostrado que los responsables de la explotación riojana sean los autores del presunto fraude, ya que éste podría proceder de granjas de otras comunidades en las que se compraron las reses. El consejero se ha puesto en contacto ya con su homólogo de Extremadura para solicitarle detalles sobre esos ocho animales en los que se han detectado irregularidades.

La alerta fue recibida en diciembre desde un matadero de Santander al que se habían enviado animales procedentes de Albelda. Este aviso levantó otra vez las sospechas sobre la presunta manipulación y falsificación de los crotales. Se inició entonces otro proceso de investigación, que desembocó en la inmovilización el pasado jueves de los 'entre 6.000 y 7.000 animales' de la explotación, ya que se comprobó que ocho de los animales llevaban un crotal que no era verdadero.Uno de los datos que ayudaron a detectar la presunta falsificación fue el indicativo de procedencia. Hasta 1998 eran obligatorias las dos primeras letras de cada provincia (en el caso de Logroño, el distintivo era LO). Posteriormente dejó de utilizarse este sistema y se pasó a identificar a las comunidades con números (La Rioja se identifica en ese sistema con el número 16). Pero, tres años después de que se abandonase el antiguo sistema, algunas reses de la explotación de Albelda lo mantenían.

El consejero aseguró que, en principio, esta presunta falsificación parece responder más bien a un motivo económico que sanitario, aunque todavía no se puede descartar ninguna hipótesis, a la espera de la resolución del ministerio fiscal. En referencia a la posibilidad de que este fraude tuviese alguna relación con el mal de las vacas locas, Erro transmitió un mensaje de tranquilidad y aseguró que ya han sido sacrificados en otras comunidades algunos animales de esta granja y han pasado el test priónico en el laboratorio de Algete, con resultado negativo.

Los responsables de la explotación rechazaron ayer efectuar declaraciones acerca de la decisión del Gobierno de La Rioja.

Por su parte, el consejero de Sanidad y Consumo de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, señaló que el hecho de que ocho de las reses inmovilizadas en La Rioja por manipulación en su identificación procedan de su región 'no implica que la falsificación se haya hecho en Extremadura'. Fernández Vara señaló que la empresa riojana ya había sido investigada con anterioridad, 'por lo que habrá que pedirle responsabilidades'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001