Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Por Favor' recuerda sus 25 años con mucho humor y sin nostalgia

Una antología recopila las mejores páginas de la revista

La revista de humor político más educada de todos los tiempos, Por Favor, celebró ayer sus más o menos 25 años de historia (1974-1978) con una comida en Barcelona que reunió esta semana a algunos de sus antiguos colaboradores -Juan Marsé, Josep Ramoneda, Cesc, Guillén y Romeu-, y en la que se presentó la antología Por Favor. Una historia de la transición (Crítica), con el prólogo de Manuel Vázquez Montalbán y epílogo del historiador Josep Fontana.

Vázquez Montalbán, que faltó a la cita por prescripción médica, envió un texto en el que calificaba su ausencia, la de Perich, ya fallecido y la de Forges, paralizado en Madrid por su pánico a volar, como "el caso de los fundadores desaparecidos". En el aire un ambiente de nostalgia. La frase más repetida fue: "¡Qué bien lo pasamos!".No puede negarse que reinaban aires gamberros en la redacción de Por Favor, que malvivió entre 1974 y 1978 con amenazas de secuestro y de cierre. "La verdad es que nos lo pasamos muy bien porqué éramos muy jóvenes, pero no siento nostalgia", manifestó Marsé. "Para mí fue una buena manera de ganarme la vida. Si hoy volviera a hacerse, debería ser con un humor no tan centrado en España, sino más en la órbita internacional. Pero entonces el material que había en España era tan grotesco que daba para llenar 50 Por Favor. Ahora el país, en cierto modo, ha dejado de ser grotesco. Bueno, digamos que no lo es tanto". El dibujante Romeu añadió: "Entonces yo era un gamberro a secas y después de Por Favor me convertí en un gamberro con pedigrí".

Al recordar aquella revista irreverente, que se permitía publicar un chiste de Guillén en el que se veía al camarero presentando la factura a Jesucristo después de la Santa Cena, Ramoneda recuerda: "Entonces aún parecía posible la ilusión del cambio. A lo largo de la colección de la revista se ve como van decayendo estas expectativas. Cuando repaso las entrevistas que hicimos Martí Gómez y yo, me doy cuenta de que a los políticos nunca les preguntamos por ETA, ni ellos hablaban de ella, lo que es una prueba de ceguera colectiva. El problema entonces era el búnker".

En su texto, Vázquez Montalbán dice que Por Favor estuvo "considerada un instrumento más de la transición, en manos de un nunca constituido frente crítico de izquierdas en el que colaboramos comunistas, socialistas, anarquistas, neoenciclopedistas, pijoapartes, solteras, barones rojos y otras especies entonces bastante lúcidas y alcoholizadas". Quizá para demostrar que el espíritu crítico sigue vivo, Marsé se atrevió a lanzar una pulla contra Francisco Umbral, último Premio Cervantes. "Es la culminación de la prosa sonajero en el mundo madrileño. A mí me interesa la imaginación creadora al servicio de la ficción literaria, no los fuegos artificiales de la lengua, mucho menos ese manierismo castizo y tan celebrado tintineo verbal del desmesurado ego de Umbral, un pozo de vanidad que ofende la memoria de la tradición novelística española".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 2000