Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL INDULTO A GÓMEZ DE LIAÑO

Zapatero se pregunta si el Gobierno busca el silencio del PSOE al mezclar Filesa con Liaño

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se preguntó ayer en El Espinar (Segovia) si el Gobierno de José María Aznar ha buscado el silencio de la oposición al indultar a los condenados por el caso Filesa junto al ex juez prevaricador Javier Gómez de Liaño, y dijo que el Ejecutivo tendrá que responder de ello ante los ciudadanos, más allá del alcance jurídico que tendrá esta medida. En una conferencia pronunciada en el instituto de enseñanza secundaria de la citada localidad segoviana, Rodríguez Zapatero enzalzó la Constitución y la educación en la política y la democracia.

En respuesta al vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que criticó el "partidismo" del PSOE contra Gómez de Liaño, Rodríguez Zapatero dijo que "al Gobierno le ha traicionado el subconsciente" cuando invoca casos de indultos concretos que hayan podido afectar a personas con procesos judiciales que en su día fueron objeto de mucha polémica y que en algún momento afectaron al PSOE. El dirigente socialista se preguntó a continuación: "¿Qué quiere decir con eso el Gobierno? ¿Buscaba nuestro silencio? ¿Un reparto equitativo del derecho de gracia? Eso se hace desde una perspectiva política".Tras insistir en que esa reflexión le parecía "más grave para lo que debe ser el funcionamiento de una sana democracia que algún indulto", recordó que el derecho de gracia busca la equidad y la magnanimidad, "no el reparto equitativo de una actitud y de una decisión política".

En todo caso, explicó que es el Gobierno el que ha indultado a unos y a otros, lo que ha generado una gran sorpresa en toda la ciudadanía, a su juicio, y, por lo tanto, deberá responder "más allá del alcance jurídico o de si ha podido hacer lo que parece que ha querido hacer, que está por ver".

El líder socialista dijo también que "nadie puede comparar lo que es el ejercicio de la función jurisidiccional en un país democrático y libre con cualquier responsabilidad, porque ninguna posición es tan poderosa como la de un juez, que garantiza derechos y libertades, o que tiene, él únicamente, la posibilidad de suspenderlos y de dictar resoluciones de gran trascendencia". Rodríguez Zapatero apuntó asimismo que es el Gobierno el que ha tomado decisiones "muy serias con un indulto general, que ha afectado a muchos casos singulares", y agregó que es el Gobierno quien tiene que responder en el Parlamento, y a eso "se tiene que acostumbrar".

Dictar sentencias

También el secretario de organización del PSOE, José Blanco, se refirió ayer al indulto de Gómez de Liaño y aseguró en Radio Nacional que su partido no cuestiona "una medida de gracia a una persona concreta", sino que "una persona que ha sido condenada por prevaricación pueda de nuevo volver a dictar sentencias, algo preocupante".Rodríguez Zapatero, profesor de Derecho Constitucional, que pronunció su conferencia sobre la Constitución con motivo del 30º aniversario del Instituto María Zambrano de El Espinar, recordó al presidente del Gobierno que cuando gobernó el PSOE "la Constitución estuvo viva, fuerte y España estuvo unida, con fuerza en el exterior, y así será cuando haya un nuevo Gobierno socialista".

El líder socialista apostó por aplicar "un recto entendimiento" de la España plural de la que habla la Constitución e interpretarlo como una nueva forma de trabajar en red, "con un desarrollo de interconexión y no de división" entre el Gobierno central y las comunidades.

No obstante también se refirió al espíritu de la Institución Libre de Enseñanza que defendió la escritora María Zambrano, exigiendo al Ejecutivo que haga más esfuerzo en educación, "a la que hay que convertir en un mecanismo para pensar, pues el desarrollo de España dependerá de la capacidad de sus gentes para comunicarse y ejercer la tolerancia".

La igualdad plena fue otro de los argumentos de la intervención de Rodríguez Zapatero, quien abogó porque las mujeres ganen esta batalla "para que España pueda entrar en el siglo XXI ganando como país (...) Es intolerable que en un año haya más de 60 muertes y 20.000 denuncias por malos tratos a mujeres. No es el mejor ejemplo que podemos dar al mundo, el cuello de botella del desarrollo de la sociedad está vinculado a las desigualdades de género".

El líder socialista, quien recordó que acudió por primera vez a las urnas con motivo del referéndum de la Constitución, cuando tenía 18 años, invitó ayer a los chavales a leer, pensar, discutir y compartir la Constitución, un ejercicio que, a su juicio, "tiene que convertirse en una necesidad permanente de formación democrática".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2000

Más información

  • El secretario general de los socialistas ensalza en Segovia la vigencia de la Constitución