Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Massera, detenido por violar el arresto domiciliario

El ex almirante de la Armada argentina Emilio Eduardo Massera, de 75 años, miembro de la Junta de comandantes de la dictadura que encabezó el golpe de Estado de 1976 y desató la llamada guerra sucia contra la oposición política, fue recluido ayer en un regimiento de la Gendarmería situado en Campo de Mayo, al noroeste de Buenos Aires, por violar las normas del arresto domiciliario. La juez María Servini de Cubría consideró como evidencia suficiente los testimonios de dos reporteros de la revista Veintitrés, que recogieron una denuncia de la organización Hijos y se apostaron en una guardia periodística a las puertas de la casa de campo de Massera. Desde el coche que ocupaban vieron salir a al ex marino a caminar por las calles cercanas, una rutina que según ellos repetía cada mañana.Para Estela Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, "debería hacerse un seguimiento de todos los detenidos en arresto domiciliario, porque es seguro que los demás hacen lo mismo". Las organizaciones defensoras de los derechos humanos coincidieron en reclamar que a Massera y a los demás acusados en prisión preventiva y bajo proceso por su participación en un plan sistemático para el robo de niños nacidos en cautiverio se les envíe a "una cárcel común".

Massera estaba en libertad desde el 28 de diciembre de 1990, cuando fue beneficiado por el decreto de indulto que firmó el presidente Carlos Menem. El ex comandante de la Marina había sido juzgado y condenado a reclusión perpetua en 1985 tras comprobarse su responsabilidad en tres homicidios, agravados por alevosía, 12 casos de torturas, 69 secuestros y 7 robos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 2000