Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio millón de personas vieron en Astorga 'Encrucijadas'

La muestra Encrucijadas, perteneciente a la serie de exposiciones de Las edades del hombre, se ha clausurado en la ciudad de Astorga con una asistencia de casi medio millón de personas, un número similar a la celebrada en El Burgo de Osma, acorde con las pretensiones del comisario, Antonio Meléndez. La exposición, la octava que se lleva a cabo en Castilla y León con obras de arte de las diócesis regionales, se instaló en 3.300 metros cuadrados de la catedral, el museo de la Seo maragata y el palacio Gaudí, frente a ambos edificios. En total se expusieron 300 piezas únicas y originales de entre los siglos IX y XVIII. La mayoría de ellas habían sido elegidas de ermitas, monasterios, conventos e iglesias de Castilla y León, de donde jamás habían salido para ser expuestas en público.

El cruce de caminos, desde la época romana, de culturas y religiones dio pie a contar, con obras de arte singulares, un relato sobre la riqueza humanística de las distintas épocas en la zona.

Códices, cristos, vírgenes y un sinfín de objetos dignos de ser contemplados volverán a partir de ahora al lugar de donde salieron hace poco más de seis meses.Los preparativos de Encrucijadas obligó al cierre de la catedral de Astorga durante dos años. La catedral sufrió una limpieza en profundidad, en naves y claustro, realizada por especialistas que devolvieron a la piedra su color original, rosa en muchas columnas.

La novena muestra de Las edades del hombre está previsto que se inaugure la próxima primavera en la catedral de Zamora. El nombre de la muestra será elegido por el patronato de la Fundación de las Edades del Hombre antes de final de año. Miembros de la fundación han preseleccionado alrededor de 2.000 obras de arte en unos 130 pueblos de la diócesis de Zamora, aunque se expondrán unas 250 obras de arte entre lienzos, tablas, esculturas y otros objetos sacros. En los próximos días comenzarán las tareas de limpieza de la catedral de Zamora. No se descarta ampliar la exposición a un segundo edificio contiguo a la seo zamorana complementario de la muestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 2000