Los socialistas votarán contra las nuevas tasas de Vitoria si crece la presión fiscal

El grupo socialista en Vitoria, que tiene la llave de la gobernabilidad municipal dada la minoría del equipo de gobierno PP-UA, rechazó ayer la propuesta de rebajar en un 15% el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). El PSE entiende que ello supondría una notable pérdida de recaudación e interpreta que la medida favorece "a grupos sociales afines" a los populares, como los profesionales con despachos en el centro de la ciudad. Los socialistas votarán contra el proyecto si crece la presión fiscal.

Propuestas del PNV

Los socialistas defienden que las tasas municipales suban de manera genérica el 3,5% (IPC previsto para fin de año), por lo que se oponen a incrementos de hasta el 25% como el propuesto por el equipo de gobierno para la tasa de basuras, que perjudican a la mayor parte de los ciudadanos. La veintena de enmiendas que el PSE interpondrán al proyecto de ordenanzas, que se debatirá la próxima semana, persigue que la presión fiscal se mantenga a niveles similares a los actuales.El portavoz municipal socialista, Jesús Loza, destacó que el IAE debe ser reformado, pero indicó que esa competencia recae en el Congreso, por lo que emplazó al alcalde, Alfonso Alonso, a que lo proponga en Madrid en su calidad de diputado. Loza matizó que ese impuesto se debería rebajar en zonas donde el comercio vive una situación menos favorable, como el Casco Viejo.

Respecto al resto de las tasas, el PSE defiende un mantenimiento de los precios actuales, aplicando sólo la subida del IPC. Los socialistas califican de "castigo a los ciudadanos" la propuesta de aumentar un 25% la tasa de basuras, mientras pretenden que se suavice el aumento de la OTA, que en su opinión sólo debería subir un 1,3% en el tramo de más de 90, frente al 25% previsto en el proyecto.

También plantean que el bonobús pase de las 480 pesetas actuales a 500 pesetas, lejos de las 550 que postula el equipo de gobierno. Loza dejó claro que si no se mantiene la presión fiscal su partido votará en contra del proyecto.El PNV, que también presentó ayer sus enmiendas, coincidió en que la subida de algunas tasas como la de basuras penaliza a los ciudadanos que se esmeran en el reciclaje y colaboran con las autoridades en este terreno.

Sin embargo, los peneuvistas defienden que la rebaja del IAE en un 15% incluida en el proyecto y que alcanza a las cuatro primeras zonas en que se encuentra dividida la ciudad, se extienda también a los comercios y profesionales autónomos situados en la periferia y en las áreas rurales del municipio. Los nacionalistas proponen igualmente que la contribución urbana suba sólo un 2% y que se aplique una bonificación del 50% en este Impuesto de Bienes Inmuebles para los mayores de 65 años y que cuentan con ingresos inferiores a las 70.000 pesetas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS