Los navarros guardan largas colas ante las farmacias que no apoyan el boicoteo

Protección

Los navarros siguieron ayer comprando sus medicinas con receta a su precio habitual, sin que se produjera desabastecimiento en ninguna zona. Para ello, no obstante, tuvieron que guardar largas colas en alguna de las 121 farmacias que, según el Departamento de Salud, desobedecieron por segundo día consecutivo la decisión de cobrar íntegramente el precio de las recetas (52, según el Colegio Oficial de Farmacéuticos).En el conflicto terció ayer la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, quien censuró la actitud del Colegio por "enfrentarse a los ciudadanos".

Un grupo de farmacéuticos plantea reabrir de inmediato el diálogo con el Gobierno navarro

Un farmacéutico del barrio de Rochapea, en Pamplona, opuesto a la medida de presión pidió la presencia de la Policía Foral ante las "coacciones" recibidas. Salud puso en conocimiento de la Delegación del Gobierno el incidente.Fuentes del Colegio, que cifraron en un 85% el apoyo ayer a su iniciativa, negaron que haya habido amenazas a los opuestos al boicoteo, y pidieron que quien se sienta coaccionado acuda a los tribunales.

El Ejecutivo no ha recibido ninguna nueva denuncia de ususarios a los que se ha cobrado todo el precio, al margen de las dos que ya han sido enviadas a la Fiscalía. En los centros de salud de toda Navarra bajaron ayer las solicitudes de reembolso de los medicamentos, que en la primera jornada fueron 294 del total de 28.000 recetas atendidas ese día, cifra esta última que el Colegio cuestiona. Ayer, según el Servicio Navarro de Salud, se despacharon más de 25.000 recetas, de las cuales el coste de 165 deberá ser reintegrado en los próximos días.

La asociación de consumidores Irache, la mayor de Navarra, ha convocado a las 18.00 a todos los ciudadanos a una concentración ante la sede del Colegio de Farmacéuticos, en Pamplona, donde se leerá un comunicado de protesta contra la "prepotencia" de los profesionales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS