Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un presunto criminal de guerra serbobosnio cuando iba a ser capturado

Janko Janjic, presunto criminal de guerra serbobosnio, ex jefe de las fuerzas que asesinaron, torturaron y violaron a decenas de civiles musulmanes en Foca durante el primer año de la guerra de Bosnia, ha muerto. Las tropas de la OTAN que trataron de capturarle ayer, por orden del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, no pudieron evitar que Janjic detonara una granada de mano que le mató en el acto. En la explosión resultaron heridos cuatro soldados alemanes, dos de ellos de gravedad, y un familiar del sospechoso.El ministro de Defensa de Alemania, Rudolf Scharping, aseguró que las tropas de su país jugaron un papel relevante en esa operación, llevada a cabo de madrugada en Foca (cerca de Sarajevo), y que la vida de los heridos no corre peligro. Por otra parte, un portavoz de la fuerza de pacificación en Bosnia (Sfor) confirmó que los soldados de la OTAN no llegaron a disparar sus armas.

Janjic es el tercer presunto criminal de guerra serbobosnio reclamado por La Haya que pierde la vida durante la detención. En 1997, el ex jefe de la policía de los ultranacionalistas de Prijedor, Simo Drljaca, falleció durante un intercambio de disparos con soldados británicos. En 1999, tropas francesas abatieron a tiros a Dragan Gagovic, en Foca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2000