Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ROQUE BENAVIDES - PRESIDENTE DE LA PATRONAL DE PERÚ

"Fujimori debe liderar la transición"

La patronal de Perú "hubiera preferido" que el presidente Alberto Fujimori hubiese saldado el escándalo del vídeo del soborno de Vladimiro Montesinos a un diputado de la oposición con "la destitución" del polémico asesor presidencial. Pero, dado el paso, confía en que Fujimori "lidere la transición" y que el próximo presidente, sea quien sea, "crea, por las buenas y no por las malas, en la economía de mercado", y esté convencido de que vivimos "en un mundo global y que ya no podemos hacer experimentos que afecten al buen curso de la economía". Así lo aseguró ayer en Madrid Roque Benavides, presidente de Confiep (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas), la patronal de ese país andino, tras entrevistarse con representantes de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y de las empresas españolas en Perú."Hubiese esperado que Fujimori optara por destituir a Montesinos y que hubiera continuado en el Gobierno. Habría sido mejor", asegura Benavides, para matizar: "No estoy diciendo que Fujimori no conociera lo que hacía Montesinos, pero sí que hay que deslindar entre un presidente elegido democráticamente y un asesor presidencial que no ha sido elegido sino designado".

El presidente de la patronal considera muy aceptable el exilio que se ha buscado para Montesinos en Panamá. "El Gobierno se ha comprometido hoy a aprobar un decreto que anule toda participación de Montesinos en el Gobierno; además, la salida del país de Montesinos, con el apoyo de la OEA (Organización de Estados Americanos) y de algunos países amigos, e incluso del Departamento de Estado de Estados Unidos, es una alternativa, es una forma de facilitar el diálogo y evitar la polarización".

Benavides defiende que se haya dejado salir a Montesinos pese a los claros indicios de que ha cometido, al menos, un soborno, y eso esté penalizado con la cárcel. "Nadie ha planteado una demanda ante los jueces. No se puede evitar la salida del país a alguien que no ha sido detenido y no se le puede detener si no hay un fallo judicial", argumenta. "Puede sonar un poco cínico, pero hay que respetar la legalidad y la Constitución".

El líder patronal esgrime de nuevo la legalidad y la Constitución para defender que las elecciones no se convoquen hasta marzo, como ha dicho Fujimori, y para que éste continúe en el cargo hasta julio de 2001. "Para que se convoquen elecciones tiene que haber concluido el mandato, y el de Fujimori concluye el 28 de julio de 2005; para que cese su mandato tiene que haber una modificación constitucional y una cláusula transitoria, y no podemos ni debemos obviar ningún trámite constitucional ni legal porque eso pondría en tela de juicio la legitimidad del próximo Gobierno", pues ése sería "el peor de los escenarios".

Hasta entonces, el mayor riesgo es que la inestabilidad acreciente la crisis económica, que Benavides admite que ya se ha empezado a notar, aunque subraya que "no sólo golpea a la inversión extranjera". Ayer le dijo a los empresarios españoles que "los acuerdos planteados con anterioridad no se van a modificar". Asume que "los que sí podrían verse retrasados son los procesos de privatización, porque, evidentemente, el ambiente no es el mejor". En estos días ha subido la calificación de riesgo (para inversiones) de Perú y está bajando la cotización bursátil de las empresas. "Es evidente que la economía peruana ha sufrido con este revés político, que yo califico de escandaloso", asegura.

Un escándalo del que Benavides salva a Fujimori: "La actitud del presidente de la República ha sido generosa" y él "debe liderar la transición". Lo argumenta con una "razón práctica". "Si él renunciara, tendría que hacerlo el vicepresidente, que es su vicepresidente, y la propuesta de que sea el Defensor del Pueblo no tiene ningún sustento constitucional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de septiembre de 2000